Cristina de Borbón compareció el 8 de febrero como imputada por fraude fiscal y blanqueo de capital

La Infanta respondió al juez 150 veces con un “no me acuerdo” y 123 con “no me consta”

La transcripción de la declaración recoge cómo las evasivas de la hija del Rey marcaron el interrogatorio

La Infanta respondió al juez 150 veces con un “no me acuerdo” y 123 con “no me consta”
Cristina de Borbón, Infanta de España. EP

El juez Castro rechaza citar al ministro Ruiz Gallardón como testigo en el caso Nóos

La Infanta Cristina respondió al juez José Castro, en su comparecencia como imputada del pasado 8 de febrero de 2014, con unas 550 evasivas sobre su papel al frente de la sociedad de la que es copropietaria junto a su marido, Iñaki Urdangarin, tal y como consta en su declaración.

Entre las imprecisiones en que incurrió, unas 400 veces dijo «no lo sé» a las preguntas que le formularon, mientras que unas 50 señaló «no lo recuerdo».

El resto de evasivas las saldó con varios «no lo sabía», «no tenía conocimiento», «no me consta» y «lo desconozco».

La hija del Rey, admite en su comparecencia que su marido le llama Kit, seudónimo que utiliza Urdangarin para dirigirse a un destinatario en varios de sus correos. En otro momento la Infanta se siente ofendida porque el juez le pregunta si pudo haber sido utilizada sin que ella lo supiese.

«No, ni me consta. Casi me ofende señoría«, responde.

Asimismo su abogado, Jesús Silva, le pregunta por su jornada como ama de casa, doña Cristina narra, con detalle, su itinerario.

EL JUEZ Y EL MINISTRO

El juez Castro ha rechazado citar a declarar como testigo al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, desestimando de este modo la petición del exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, de que compareciese ante el magistrado para esclarecer cómo se negoció el convenio por el que una entidad sucesora de Nóos percibió 144.000 euros públicos para preparar la candidatura olímpica de Madrid 2016, sin que en la actualidad haya constancia de los trabajos realizados.

   De hecho, la Fiscalía Anticorrupción se opuso a la citación, mientras que, por el contrario, el sindicato Manos Limpias, personado como acusación popular, se adhirió a la petición de Torres al sostener que la «estrecha» relación y colaboración entre Gallardón y el Duque de Palma «culminó» con la concesión de los fondos presuntamente desviados.

   Junto al ministro y exalcalde de Madrid, la defensa de Torres también solicitaba la citación del exministro de Industria José Montilla y del exsecretario de Estado para el Deporte Jaime Lissavetzky, entre otros, para que aclarasen su intervención en las negociaciones del convenio investigado.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

PERFUMES Y FRAGANCIAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído