Lo que empezó con una disputa familiar entre madre e hija a las puertas de un cine de Oklahoma acabó en tragedia

El perturbador vídeo de la mujer que grabó la muerte de su marido a manos de la Policía

Les pregunta a gritos si es necesario tanta violencia. Todo mientras no deja de grabar...

"Por favor, que alguien se asegure de que está vivo", implora

Lo que iba a ser una tarde en familia en el estado de Oklahoma en el cine acabó en tragedia. La discusión entre Nair Rodríguez y su hija de 19 años hizo que llegara la tras una llamada de teléfono Policía y la emprendiera, nadie sabe porqué, con el padre de familia, Luis.

Ocurrió el pasado 15 de febrero, pero los hechos acaban de saltar a varios medios de comunicación estadounidenses, entre ellos, la cadena CNN.

Nair grabó en vídeo con su teléfono móvil los últimos minutos de vida de su marido. En las imágenes se ve a Luis debajo de cinco agentes, inmobilizado. Cuando estos se retiran, la víctima ya apenas se mueve.

LA MUJER GRITA DESESPERADA

La mujer desesperada trata de llamar la atención de los policías y les pregunta a gritos si es necesario tanta violencia. Todo mientras no deja de grabar, ni siquiera cuando uno de los agentes se acerca para pedirle su carné de identidad.

«¡Luis, Luis!», grita repetidamente la mujer. Su marido no contesta, no se mueve.

Los agentes tampoco dan importancia a la alarma que despierta en Nair el hecho de que su marido no responda. Además de los golpes habían usado gas pimienta sobre su rostro.

Implora mientras graba

Les pide que comprueben si está o no bien.

«Por favor, que alguien se asegure de que está vivo», implora. «No se mueve», añade.

Tres de los policías, que se defienden diciendo que seguían el protocolo estipulado, han sido suspendidos de salario mientras se averigua bien lo que sucedió. Nair Rodríguez, que sigue sin saber porqué la emprendieron con su marido, los acusa de brutalidad.

Otros dos agentes participantes, que eran vigilantes, siguen trabajando en sus puestos con normalidad.

La investigación cuanta además con una cámara en el aparcamiento del cine que puede haber grabado los golpes y el forcejeo antes de que la mujer empezara a grabar con su teléfono móvil.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído