Aaron Parfitt, de 14 años, montó una huelga general en la Bispham High School para protestar

Expulsan a un niño del colegio…¡por pasarse de listo y pedir más deberes!

El centro escolar de la localidad inglesa de Blackpool baja al final la cabeza y promete enmendarse

Expulsan a un niño del colegio...¡por pasarse de listo y pedir más deberes!
Aaron Parfitt Captura

La calidad de la enseñanza ofertada por la escuela ya había sido cuestionada el pasado año

Un joven estudiante ha sido expulsado del colegio tras organizar una huelga general debido a la mala calidad de la enseñanza en el centro, y para protestar por la falta de deberes.

Aaron Parfitt, de 14 años, contactó en primer lugar con el consejo escolar del centro donde cursa estudios, el Bispham High School en la localidad inglesa de Blackpool.

Planteó sus preocupaciones a los responsables del colegio después de haber suspendido la asignatura de matemáticas y planteando la calidad de las enseñanzas recibidas, y pidiendo que el profesorado les encargase más deberes para así completar sus conocimientos.

FALTA DE RESPUESTA

Ante la falta de respuesta decidió ir más lejos y organizó una huelga general durante el pasado miércoles, que contó con el respaldo masivo de sus compañeros de clase. Pero lejos de responder a sus reivindicaciones, los responsables del colegio decidieron expulsarlo durante dos días.

La calidad de la enseñanza ofertada por el centro ya había sido cuestionada el año pasado, cuando después de un inspector las autoridades educativas realizaron un informe en el que se contemplaban los bajos estándares de calidad de las enseñanzas impartidas.

Un informe más reciente, realizado en el mes de septiembre, recoge que el centro ha «progresado» aunque sigue manteniendo deficiencias.

COMPROMISO

Tras la expulsión del alumno la responsable de la escuela se ha comprometido a seguir trabajando para mejorar en criterios como la puntualidad, asistencia, comportamiento y estándares de enseñanza, en colaboración con los profesores, padres y miembros del consejo escolar.

El concejal Iván Taylor, miembro del gabinete del Consejo escolar de Blackpool ha declarado, según recoge el diario ‘The Mirror‘ que

«el bienestar y la educación de los alumnos es nuestra prioridad número uno y siempre aseguramos que las quejas son investigadas minuciosamente»,

por lo que se abre una puerta a las reivindicaciones de Aaron que le han costado la expulsión del centro.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído