El paso de 'el Ángel de la Muerte' por Cândido Godói deja la huella de un gran enigma

¿Condenó el nazi Mengele a todo un municipio de Brasil a tener gemelos sin tregua?

Según los historiadores, la inexplicable alta tasa de partos múltiples se debe a un experimento del subordinado de Hitler

Una de cada diez embarazadas da a luz a gemelos, desde hace décadas, en el municipio brasileño de Cândido Godói, y no hay explicación alguna a tal fenómeno.

Según los historiadores, esta alta tasa de partos múltiples podría deberse a un experimento del médico nazi alemán conocido como ‘el Ángel de la Muerte’, Joseph Mengele.

En el poblado de Linha de São Pedro de este lugar se concentra la mayor cantidad proporcional de ‘clones’ del mundo, y es considerada no en balde la capital mundial en este aspecto.

Las hipótesis son muchas, aunque cobra ahora fuerza la de el periodista argentino Jorge Camarasa: se debe a la presencia en la localidad de uno de este  subordinado, uno de los más despiadados de Adolf Hitler.

HUYÓ TRAS LA CAÍDA DEL III REICH

Camarasa y algunos historiadores sostienen que este médico, apodado ‘el Ángel de la Muerte’, huyó a Brasil tras la caída del Tercer Reich, y en el país latinoamericano continuó realizando experimentos médicos tal y como hacía en Auschwitz, apunta  ‘Daily Mail‘.

Durante el tiempo que trabajó en el campo de concentración trató de descubrir la singularidad genética que produce gemelos en un intento de aumentar artificialmente la tasa de natalidad aria.

No obstante, los historiadores afirman que sus esfuerzos finalmente dieron frutos cuando llegó a Cândido Godói, donde buena parte de los habitantes son descendientes de alemanes.

Al parecer, visitó el municipio en numerosas ocasiones en la década de 1960, primero asegurando ser un veterinario y más tarde ofreciendo tratamiento médico a las mujeres que allí residían. Presuntamente les dio una mezcla de fármacos u hormonas que les indujo a tener gemelos.

En su libro ‘Mengele: el Ángel de la Muerte en Sudamérica’, Camarasa recoge testimonios de lugareños que recuerdan la visita de un médico alemán que proporcionó pociones cuyo contenido desconocían.

Pese a la afirmación de los historiadores, algunos científicos que han estudiado el caso señalan que el fenómeno no es producto de un experimento nazi, sino de la herencia genética de sus habitantes. 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído