Condenada a 35 años de prisión por filtrar cables diplomáticos a WikiLeaks, ha logrado la sentencia favorable de un juez

El soldado Bradley Manning ya es una tiparraca de cuidado y puede llamarse Chelsea

Sin embargo, aún reclama un tratamiento hormonal para cambiar de sexo

El soldado Bradley Manning ya es una tiparraca de cuidado y puede llamarse Chelsea
El soldado Bradley Manning Captura

Un juez estadounidense aceptó, el miércoles, la petición del soldado Bradley Manning de cambiarse oficialmente el nombre a Chelsea, conforme a su condición de transexual, que dio a conocer después de ser condenada a 35 años de cárcel por filtrar cientos de miles de cables diplomáticos y militares a WikiLeaks.

Según anunció la plataforma de apoyo a la informante, el juez de Kansas David King aceptó la solicitud legal de Manning de cambiar su nombre de pila de «Bradley Edward» a «Chelsea Elizabeth», en función de la disforia de género que le ha sido oficialmente diagnosticada a la ex analista de inteligencia en Irak.

La decisión fue celebrada por la propia Manning, quien manifestó su esperanza de que la decisión del magistrado sirva para «llamar la atención sobre el hecho de que las personas transexuales existen hoy en todas partes de Estados Unidos». «Cada día tenemos que superar obstáculos por ser quienes somos», dijo en una declaración.

Manning anunció su deseo de ser tratada como una mujer el 22 de agosto de 2013, un día después de que una jueza militar la condenara a 35 años de cárcel por filtrar documentos militares y diplomáticos a la plataforma WikiLeaks del australiano Julian Assange.

«Ahora que entro en la siguiente fase de mi vida, quiero que todo el mundo conozca mi verdadero yo. Soy Chelsea Manning. Soy una mujer», dijo en esa ocasión también en un comunicado.

Pese a haber logrado que eso sea reconocido legalmente, Manning admitió también que el cambio de nombre no es más que el primero de los muchos obstáculos que afronta y que el principal es lograr que las Fuerzas Armadas le den acceso a un tratamiento hormonal para completar su cambio de sexo.

Según denunció este miércoles, aunque en agosto mismo del año pasado pidió al Ejército que le presentara un «plan de tratamiento consistente con los estándares profesionales reconocidos de cuidados para la salud de transexuales», ocho meses más tarde todavía no ha recibido «ninguna respuesta sobre si el plan será aprobado o no».

Hace apenas diez días, el Ejército rechazó el pedido de indulgencia presentado por la defensa de Manning y confirmó su condena a 35 años.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído