La tarea de ocupar el espacio de la Reina Sofía se presenta harto complicada

Tres dolores de cabeza con nombre y apellidos asedian a Doña Letizia

Uno le puso la proa hace diez años y en eso sigue, la otra dejó en evidencia su anterior filiación republicana y el tercero abrió la caja de los horrores familiares

Tres dolores de cabeza con nombre y apellidos asedian a Doña Letizia
Letizia, nueva Reina de España. CR

Peñafiel ha hecho de Pepito Grillo sobre las actitudes de Doña Letizia. Unas veces con más razón que otras

Doña Letizia Ortiz, Princesa de Asturias, de profesión periodista, será Reina de España en plazo breve. Unas expectativas que no se sabe si alejarán los tres ‘dolores de cabeza’ -como les tildó alguna fuente zarzuelera- que han perseguido a la esposa del futuro Felipe VI en los últimos tiempos, dejando a un lado los que ella misma ha creado.

El más prolongado, sin duda, ha sido el de Jaime Peñafiel. El cronista le declaró la guerra total en 2004, tras un pintoresco suceso en el que la prometida del Príncipe le leyó la cartilla en un evento. ¡No sabía dónde se metía!

Desde entonces, Peñafiel ha hecho de Pepito Grillo sobre las actitudes de Doña Letizia. Unas veces con más razón que otras, todo sea dicho en honor a la verdad.

La fecha del 2 de junio de 2014 no se le olvidará al veterano periodista, y no sólo por la abdicación de Don Juan Carlos -y próxima subida al Trono de su objeto de atenciones- sino también por el torrente de cachondeo tuitero a su costa.

De Peñafiel, por cierto, andan haciendo burla por su libro El rey no abdica. Claro que, ¿quién podría predecir hace unos años que eso iba a suceder?

En su descargo habría que recordar que en una charla en Vigo se mostró más prudente:

«No piensa abdicar ni abdicará salvo que sus condiciones físicas se lo impidan».

Total, si hasta Luis María Anson aseguraba hace tan sólo unos meses que «el Rey debe abdicar cuando cumpla cien años» en una conferencia en Murcia.

La tía indignada y fan de Podemos

Más interesante es lo de la tía Henar, aunque no demostrase dotes de videncia en su entrevista con Vanity Fair. «Creo que no llegará a reinar», le confesó a la publicación sobre el futuro de su sobrina. Pleno al quince.

Henar Ortiz, que no se cortó un pelo en desvelar que su sobrina había sido republicana, está dispuesta a echar sal al café monárquico en la familia. Lo ha demostrado en Twitter a base de retuits de Podemos y su líder, Pablo Iglesias, de peticiones de firmas a favor de un referéndum sobre la continuidad de la Monarquía y de fotos de las manifestaciones republicanas del lunes.

«Esta persona piensa que la Jefatura del Estado no debe recibirse por herencia», rezaba una imagen de su cuenta. Por si hubiera dudas.

El primo y el secreto comprometido de Letizia

Aunque lo de la tía Henar es pura anécdota al lado de la vendetta familiar del primo David Rocasolano, exabogado de la futura Reina y autor de Adiós, princesa, retrato vitriólico de los Ortiz-Rocasolano y parte de los Borbón.

Un libro demoledor en el que el autor no dudaba en confesar que él se había ocupado de destruir los papeles de un aborto al que se habría sometido su prima. Pura dinamita en una biografía, la de la Princesa, que lleva más de una década desatando murmullos.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído