Los efectos de una 'esnifada' de MDPV y su 'rabia asesina' duran hasta una semana

¡Alerta máxima! Llega a Ibiza la ‘droga caníbal’: un policía se lleva el primer mordisco

La Unidad Antidroga de la Guardia Civil busca con ahínco una partida de esta sustancia que ha intoxicado hasta el momento a varios turistas

¡Alerta máxima! Llega a Ibiza la 'droga caníbal': un policía se lleva el primer mordisco

Las antaño ‘sales de baño’ (Ivory Wave), cuya venta estaba autorizada hasta hace poco en España, lo que a nivel oficial es la MDPV y en la calle es conocida como la ‘droga caníbal’, ya hace estragos en la isla de Ibiza.

La Unidad Antidroga de la Guardia Civil trabaja sin descanso para tratar de dar con la partida de esta sustancia asesina que se ha cobrado varias víctimas en Estados unidos, (como el hombre de la foto sobre estas líneas a quien le comieron la cara) y que puede ser fumada como marihuana sintética, esnifada o inyectada.

UNA SEMANA ‘COLOCADO’

Los efectos de cinco milígramos, -lo que viene a ser una ‘esnifada’-, pueden durar hasta una semana, periplo en que la paranoia extrema, psicosis, agresividad, instintos suicidas y mordiscos a quien se ponga a tiro son la tónica.

En la isla balear un policía ya ha probado sus ‘efectos’, aunque no en su cuerpo, sino a resultas de la dentellada que le pegó en una mano un usuario a quien habían trasladado en gran estado de excitación al hospital de la localidad de San Antoni.

En un momento dado, y mientras el afectado estaba siendo atendido por los facultativos, le lanzó al agente una dentellada en una mano.

Afortunadamente, y como llevaba los guantes puestos, el mórdisco tan solo le produjo un profundo hematoma…

El sargento Alberto Arean, de la Unidad Antidroga de la isla, anunció en ‘Radio Ibiza’ hace unos días que habían localizado una sustancia que había provocado un «brote de extrema violencia en pacientes atendidos por consumo de sustancias estupefacientes» en el citado centro de Salud.

«SIMILAR A LA COCAÍNA»

La Unidad Antidroga de la Guardia Civil no sabe exactamente cómo es esta droga, pero busca la partida de una sustancia «similar a la cocaína».

El que la consume cree que todas las personas que le rodean quieren atacarle. Siente rabia homicida, que puede causar episodios caníbales.

Se acelera su ritmo cardíaco, les aumenta la presión sanguínea y sienten calor, por eso tienden a desnudarse.

La paranoia les lleva a que no tengan conciencia de su propio cuerpo. No responden al dolor, ni siquiera al que produce la fractura de alguna extremidad. Están confusos y desorientados, y eso puede durarles meses.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído