La rumana Gina Mihai, de 34 años de edad, muestra la foto al mundo de los vivos

[Vídeo] La difunta abuela le manda un ‘selfie’ al móvil desde el infierno y la deja helada

"Cuando lo cogí quedé aterrorizada al ver el rostro de la muerta"

A la rumana Gina Mihai, de 34 años de edad, no le llega la camisa al cuello, aunque muchos dicen que tiene más cara que espalda, y que todo es un cuento chino de espanto.

Sea como fuere, a este vecina de la localidad rumana de Scurtesti no le duelen prendas en mostrar al mundo de los vivos lo que dice que es un ‘selfie’ que le mandó su difunta abuela al móvil, mujer que según ella está siendo castigada en el infierno porque era mala a más no poder.

UNA ABUELA A LA MODA

Según da cuenta ‘Metro‘, la foto le subió cuando estaba cocinando, aunque al principio, como tenía las manos manchadas, no le prestó excesiva atención.

Gina dice que visitó recientemente a una psíquica, quien le advirtió que su abuela estaba siendo castigada brutalmente en la otra vida. Al parecer la difunta intentó entrar en contacto con su nieta utilizando la tecnología y uniéndose a la moda.

«Cuando cogí el móvil quede aterrorizada al ver el rostro de mi abuela muerta».

Según la psíquica, la serpiente que al parecer se ve en el cuello de la difunta quiere decir que su alma está siendo castigada por los demonios del «más allá»:

«Fue una señal de auxilio suplicando que oren por ella, de tener éxito la abuela de Gina dejará de ser atormentada y disfrutará de la vida eterna en paz».

DINERO

Por su parte, Florica Mihai, otra familiar muy avispada, informa que el sacerdote católico de la localidad les ha recomendado dar limosnas 40 días seguidos, para compensar todas sus faltas y ayudar a que el alma de la señora Mihai descanse en paz.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído