Su hermano no acudirá a la ceremonia religiosa aunque Kiko sí

Francisco Rivera: «Julián no va a poder venir por motivos de trabajo»

Anoche se celebró la cena de gala en honor a la Fundación Yo Niño, en la cual se le dio la bienvenida a Cayetano Rivera Ordóñez, el cual ha viajado en una particular Vuelta al Mundo para esta fundación en la cual es fundador y patrono. Entre unos invitados de lujo, donde no deberían faltar sus hermanos, solamente pudo asistir Francisco Rivera acompañada de Lourdes Montes, los cuales pasarán por el altar este próximo fin de semana.

Y es que se espera que en esta ocasión, Kiko Rivera pueda acudir a la ceremonia pues no ha ocurrido nada extraño con las invitaciones tal y como sucedió en la anterior ceremonia que celebró la pareja. Ha sido el propio Cayetano quién aseguraba que el hijo de la tonadillera sí ha recibido la invitación y espera que asista, aunque no sabemos si vendrá acompañado.

Francisco Rivera, que se reencontraba con su hermano después de este largo viaje. Ya falta muy poco para el enlace religioso y entre nervios y últimos preparativos, tanto Lourdes Montes como su hermano quisieron acompañarle en una noche tan especial a su regreso tras pasar ochenta días lejos de casa.

Sin embargo, en la boda, Cayetano no se va a poder reencontrar con su hermano por parte de madre, Julián Contreras pues el propio Francisco Rivera ha confesado que no podrá venir: «Julián no va a poder venir por motivos de trabajo, le ha surgido un problema de esos que es imposible, el primero que lo entiende soy yo». Eso sí, como decimos, esperamos que Kiko si aparezca.

La historia vuelve a repetirse pero a la inversa. Kiko si acudirá, esta vez con invitación formal no como la otra vez al enlace religioso, y Julián será el gran ausente, aunque por motivos que su hermano no ha querido revelar pero que son prioritarios que el enlace de su hermano. Cosa que ha comprendido con mucha facilidad, pero bien es cierto que Julián si acudió al enlace civil de la pareja.

En cuanto a Lourdes Montes, la abogada y metida a diseñadora, acudió radiante con uno de los diseños de su propia firma Analinen, por lo que su marido solo tuvo piropos para ella: «viene guapa, es que es guapa, viene espectacular». Eso sí, mucho mas guapa estará el sábado cuando luzca el traje de ceremonia: «va a venir mucho más guapa el sábado», afirmaba el torero.

Y como ya dijo su hermano, celebrarlo en la capilla de la Hermandad de la Esperanza de Triana. Un lugar muy especial para él: «casarnos delante de mi Cristo y mi Virgen, va a ser de muchos nervios, además es mi barrio, imagínate», por lo que Francisco está como un flan. Pero el recuerdo de su madre, Carmina, estará muy presente: «Siempre la echamos de menos y esta vez va a ser una ocasión de las importantísimas, pero van a estar todos con nosotros».

Por último y aunque no tiene que cundir el pánico, Francisco aún no tiene a sus testigos, «Yo voy un poco más retrasado con la lista de los testigos, que me falta decírselo, a alguno todavía no se lo he dicho», pero para el sábado antes de pasar por el altar, lo tendrá todo listo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído