Como cada año, disfruta de las vacaciones en Marbella

Inés Sastre de vacaciones en Marbella

Inés Sastre se encuentra de nuevo en España para disfrutar de sus merecidas vacaciones estivales junto a su hijo Diego. Un año más la consagrada modelo ha vuelto a elegir las paradisíacas playas de Marbella donde presume de estupenda figura en bikini, dando muestra que los años no pasan por ella.

Su privilegiado aspecto físico la encumbró a la fama en el mundo de la moda y a permitirse ciertos coqueteos con la interpretación. Su trayectoria arrancó con tan sólo 12 años de edad al ganar un concurso para ser la protagonista de un spot publicitario de la cadena McDonalds. Una década después, en los 90, se convirtió en una de las top españolas más cotizadas sobre las pasarelas de medio mundo.

INÉS SASTRE INAUGURA LA TEMPORADA ESTIVAL CON SU HIJO DIEGO EN LA PLAYA

A sus cuarenta años puede presumir de ser uno de los rostros más bellos del panorama nacional e internacional, aunque como ella misma ha afirmado, confiando en la medicina celular para perpetuar su belleza. Se trata de un tratamiento personalizado a través de un análisis morfológico de sangre para llegar a cualquier disfunción que pudiera originarse en el interior del organismo.

Por si esto fuera poco acaba fue condecorada con la Medalla de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia, una distinción que comparte con artistas de la talla de Shakira y Juanes o la escritora, Zoe Valdés.

En el plano personal su amor está repartido entre su hijo Diego, de siete años de edad, fruto de su fallido matrimonio con el empresario, Álex Corrías, y Michele Alfano, empresario italiano propietario de la maderera Alfano Legnami, con quien comparte su vida desde hace casi dos años.

Inés Sastre ya se encuentra de nuevo en Marbella junto a su hijo Diego dispuestos a disfrutar al máximo de sus vacaciones estivales.

MADRE E HIJO DISFRUTAN DE LAS PLAYAS DE MARBELLA

La guapa modelo presumie de su escultural y musculada figura en una ocasión pudimos verla espectacular con un bikini verde. Mientras ella disfruta del relax de las playas su juega a la orilla del mar y corretea por la playa.Y es que a sus ocho años se ha convertido en todo un hombrecito, muy despierto y risueño, que guarda un notable parecido con su orgullosa mamá.

Madre e hijo se lo pasan en grande en Marbella, destino que Inés suele elegir para sus vacaciones.

.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído