La herencia del actor trae cola ya que es para a su novia y madre de sus retoños

Seymour Hoffman deja sin 35 millones a sus tres hijos para que no sean unos malcriados

Problemas para Mimi O'Donnell ya que no estaban casados

Seymour Hoffman deja sin 35 millones a sus tres hijos para que no sean unos malcriados
Philip Seymour Hoffman AFP

El pasado mes de febrero, el actor Philip Seymour Hoffman nos dejaba, conmocionado a todo Hollywood. Una pérdida que causó un gran revuelo debido a las circunstancias que rodeaban al fallecimiento.

Todo apuntaba a que era una sobredosis la que acababa con la vida del oscarizado actor, a pesar de que había intentado superar su adicción a la heroína, Hoffman no lo lograba.

Su muerte además hizo que la producción de la tercera parte de Los Juegos del Hambre, en la que interpretaba a uno de los personajes con cierto peso en la trama, tuviese que buscarse las mañas -sobre todo intentando usar la tecnología CGI (Generación de imágenes por computadora)- para solucionar su ausencia en las secuencias que le faltaba rodar.

LAS RAZONES

Ahora, seis meses después, el diario The New York Post ha hecho público que el actor no quería dejarles un fondo monetario en herencia a sus tres hijos, Cooper, Tallulah y Willa, haciendo caso omiso a las sugerencias de su contable. Una de las razones principales que el actor le daba al mismo es que no quería que sus hijos fuesen «unos malcriados».

El abogado James Cahill, nombrado por la corte para velar los intereses de los pequeños, se reunió con este contable, David Friedman, tal y como publicaba el New York Post, donde descubría que el actor no quería dejarles nada en herencia.

Al parecer, en esa conversación, el abogado pudo descubrir que la última voluntad de Hoffman era que el dinero íntegro, unos 35 millones de dólares, pasase a su novia y madre de los pequeños, Mimi O’Donnell.

Será seguramente ella la que administre el patrimonio que le ha dejado el oscarizado actor a sus pequeños, intentando que no les falte de nada, pero evitando que dispongan ellos mismos de grandes cantidades de dinero.

Pero claro ahí está el problema, pues Mimi O’Donnell y Seymour Hoffman no contrajeron matrimonio, a pesar de llevar bastante tiempo juntos.

Un problema que puede hacer que se complique el reparto de la herencia pues no hay nada legal que los vincule como marido y mujer a pesar de que el actor siempre la trataba como su esposa.

Un problema para Mimi O’Donnell pues es una cuantiosa suma para el cuidado de sus hijos. Cuestión que lo más seguro sea resuelta por un tribunal, el cual no dudamos que se fije, sobretodo, en el bienestar de sus hijos.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído