El técnico madridista sabe cómo jugar en campo contrario sin importarle los adversarios

Carlo Ancelotti conquistó a la que hoy es su mujer susurrándole una frase

El 'pacificador' y Mariann Barrena abren las puertas de su domicilio madrileño a la revista Vanity Fair...y a sus secretos

Carlo Ancelotti conquistó a la que hoy es su mujer susurrándole una frase
Carlo Ancelotti y Mariann Barrena EP

"Yo he aprendido muchísimo de él. Su lema es 'Respetar para ser respetado"

El pacificador. Así le califican algunos algunos, cuando Mourinho dejó atrás un vestuario del Real Madrid bastante revuelto.. Un hombre de principios, serio y profesional que ha conseguido alzar la décima copa de Europa con el equipo merengue.

Carlo Ancelotti y Mariann Barrena abren las puertas de su domicilio madrileño a la revista Vanity Fair que trae un reportaje exclusivo del técnico madridista y su segunda esposa con quien acaba de contraer matrimonio hace apenas unos días en Canadá. Ambos posan con la hija de su mujer, Chloe, como una familia.

EN UN RESTAURANTE

La pareja desvela cómo se inició su historia de amor. Carletto estaba divorciado de su primera esposa y estaba saliendo de un tormentoso romance con una periodista dieciocho años menor que el entrenador del Chelsea en aquel momento. El lugar, un romántico restaurante en el que Mariann compartía mesa con otra persona. Carletto, se acercó y en italiano, le susurró, «algún día serás mi prometida» Y esa predicción se ha hecho realidad, aunque entre risas ella le respondió en el mismo idioma: «Claro, la próxima vez traigo yo el anillo».

El entrenador del Real Madrid habla de su esposa cosas como que es una mujer bella, inteligente y tranquila. Le aporta estabilidad. Mariann Barrena habla de respeto y admiración, ha aprendido muchos valores del técnico, es un hombre íntegro: «Yo he aprendido muchísimo de él», dice Mariann, quien muestra su admiración. «Su lema es ‘Respetar para ser respetado’, y eso es muy importante, en su campo y en el mío».

LO QUE MÁS LE ENAMORÓ A ANCELOTTI DE MARIANN, SU MUJER

Lo que sin duda le conquistó en palabras del técnico fue: Primero, que era bella. Segundo, que era muy inteligente. Y lo tercero, que era tranquila, como yo. Las mujeres suelen presionarte y ella no me presiona». De hecho explica que cuando llega a casa ella el deja el espacio que necesita y estar tranquilo.

Vanity Fair acerca al público otra cara de Ancelotti, un hombre feliz mente casado, con una vida tranquila y un trabajo con un equipo al que adora el Real Madrid.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído