Le cuesta sonreír y sólo lo hace para las fotos, con la intención de que sus admiradores continúen recordándole divertido y feliz

[ENTREVISTA] Bigote Arrocet pasa por su peor momento: «El dolor por la pérdida de mi mujer y mi madre llega a ser insoportable»

[ENTREVISTA] Bigote Arrocet pasa por su peor momento: "El dolor por la pérdida de mi mujer y mi madre llega a ser insoportable"
Bigote Arrocet.

Hace ya mucho tiempo que su verdadera identidad quedó eclipsada por la de su personaje, Bigote Arrocet, y desde entonces Edmundo Arrocet lleva su nombre artístico con orgullo y alegría. Se convirtió en uno de los cómicos más populares de la pequeña pantalla a finales de los setenta y en la década de los ochenta, gracias a su personaje de «Bigote», un mexicano que divertía a pequeños y grandes cada noche de los viernes ante el televisor. Formaba parte del mítico programa Un, dos, tres… responda otra vez, y desde entonces se convirtió en un imprescindible del humor español.

Pero ahora Bigote no está atravesando una buena etapa. Le cuesta sonreír y sólo lo hace para las fotos, con la intención de que sus admiradores continúen recordándole divertido y feliz. Porque lo cierto es que el dolor y la tristeza le han invadido por dentro y a pesar de que le hemos visto recientemente disfrutando de una agradable velada junto a María Teresa Campos, confiesa estar pasando un delicado momento.

Su esposa, Rocío Corral, falleció hace año y medio, concretamente el 11 de diciembre del 2012. Pasaron juntos 50 años, un amor más que de juventud casi de niñez, y han sido inseparables compañeros de camino hasta que una dura enfermedad se la ha arrebatado para siempre. Su único consuelo es haber estado a su lado tomando su mano y trasmitiéndole todo su amor hasta el último momento. Ahora, año y medio después, aún no ha aprendido a vivir sin ella.

Bigote, ¿cómo te encuentras?

Bueno, dentro de lo que se puede decir bien, pero depende del día… Parece que estás viviendo tu peor momento… Sí, no termino de acostumbrarme a su ausencia y no hay día que no piense que preferiría haber sido yo quien se fuera. Sé que es duro escucharlo pero así me hubiera gustado que fuera, hubiera cambiado sin dudarlo mi vida por la suya. Rocío era una persona muy buena, con enormes ganas de vivir, y a la que quiero con todo mi alma en éste y en el otro mundo…
 
El dolor llega a ser insoportable…

Sí, pero mis años, mi familia y mis amigos mitigan el dolor de nuestra pérdida… Ante su ausencia física su espíritu me acompaña cada vez que la nombro… Su presencia invisible teje día a día un manto protector para todos sus bien queridos entre los que me encuentro… Como mi madre, que murió 15 días antes que mi Negrita, ahí está también ella para ayudarnos a superarlo hasta que llegue mi hora porque es lo único seguro, seguro, que se: que yo también me iré.

Fruto de la relación de Edmundo y Rocío nacieron sus dos hijos, Maximiliano y Estefanía, el mejor recuerdo que le ha podido quedar de ese amor eterno. En ellos encuentra, si es posible, un mínimo consuelo.
 
¿En quién te estás apoyando en estos momentos?

En nuestras familias y amigos y también en mis hijos. Ellos están donde tienen que estar porque tienen sus responsabilidades de trabajo y es lo que les toca vivir de acuerdo a los tiempos que corren, pero somos una piña y con dar una sola voz frente a cualquier contingencia estamos todos, unidos… Su madre los educó muy bien y hemos tenido suerte con los hijos que Dios nos envió, mucha suerte.

Imposible dar consejos a quienes pasen por lo que tú ¿verdad?

Bueno, sé que hay miles de españoles y gente de todo el mundo que comulgan con este mismo dolor y algunos mucho más… y les diría, si me lo permites, que se refugien en Dios o en quienes ellos crean, que hay mucho sufrimiento, lo ha habido y lo habrá, que intentemos día a día ser mejores porque mañana nos tocará a nosotros partir, y que intentemos tener nuestra alma en paz dando la mayor cantidad de amor y comprensión. El resto de poco sirve, llegamos desnudos y nos vamos con lo puesto, solo en el alma se atesora lo logrado.

_____

Entrevista de Saúl Ortiz (El Semanal Digital)

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído