El colectivo de gays y lesbianas mostró su alegría por la invitación

Los invitados al cóctel ofrecido por los Reyes Felipe y Letizia en Mallorca

Sus Majestades ofrecieron anoche el primer cóctel en el Palacio de la Almudaina. A su llegada fueron recibidos por el presidente del Consejo de Administración del Patrimonio Nacional, José Rodríguez-Spiteri, y la delegada de Patrimonio Nacional en el Palacio Real de La Almudaina, Mercedes Conrado.

A continuación, se situaron junto a la Escalera Real, donde recibieron el saludo del presidente de las Illes Balears, José Ramón Bauzá; la presidenta del Parlamento de las Illes Balears, Margalida Durán; la delegada del Gobierno en la Comunidad Autónoma de las Illes Balears, Teresa Palmer; el alcalde de Palma de Mallorca, Mateo Isern; el comandante general de Baleares, general de división Casimiro Sanjuán; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de las Illes Balears, Antonio José Terrasa; el fiscal superior de la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears, Bartolomé Barceló, y la presidenta del Consell de Mallorca, así como el resto de autoridades e invitados.

Estrellas de fama como el extenista Carlos Moyá con su mujer Carolina Cerezuela, la escritora Carme Riera o el cantante de ópera Joan Pons, coincidieron con importantes agentes sociales casi en el anonimato. No faltaron los sindicatos, con Manuel Pelarda de UGT (sin corbata) y Katiana Vicens de CCOO.

Los deportistas de rango en vela, gimnasia y natación coincidieron con una significativa presencia de fundaciones asistenciales, ONG solidarias y un grupo de activistas ecologistas. Dirigentes de partidos y líderes de los sindicatos alternaron con jefes de las patronales y de cámaras de comercio. No faltó la élite de los hoteleros, los propietarios de marcas turísticas que son multinacionales desde Baleares: Simón Pedro Barceló, Gabriel Escarrer, Abel Matutes, José Hidalgo, Carmen Riu.

Asimismo, el colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Balears estuvo presente en dicha recepción, hecho que ha sido calificado por el presidente de Ben Amics, Jan Gómez, de histórico. Una vez finalizados los saludos, los Reyes y la Reina Doña Sofía se dirigieron al Salón Gótico, donde tuvo lugar la recepción. Una vez más doña Letizia iba muy elegante con un vestido blanco asimétrico.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído