No hay vuelta atrás en la separación de Carmen Martínez Bordiú y Luis Miguel Rodríguez

El cambio radical de Luismi, el ex novio de Carmen Martínez Bordiú

El adiós definitivo ha ayudado al empresario a recuperar su esencia y naturalidad

El cambio radical de Luismi, el ex novio de Carmen Martínez Bordiú
Luis Miguel Rodríguez con Carmen Martínez Bordiú. EP

Ha hecho bien en escribir el punto y final teniendo en cuenta el absoluto control al que estaba sometido

Era una ruptura esperada. Carmen Martínez Bordiu y Luis Miguel Rodríguez han dado carpetazo a su historia de amor tras dos años de incertidumbre y muchos celos.

Una realidad que en nada se parece a la explicada por la Nietísima en la revista Hola y en la que se describe como una mujer sin identidad en busca de la felicidad etérea.

Ay, ay, ay. Parece no recordar todos los episodios en los que pretendía atar tan en corto a Luismi que parecía asfixiarle. No me sorprende la ruptura teniendo en cuenta que hace ya algunas semanas David Trivin, el vidente de las estrellas, confirmó en una entrevista que el romance de Carmen acabaría en las próximas semanas.

Por eso Luismi ha hecho bien en escribir el punto y final teniendo en cuenta el absoluto control al que estaba sometido. Es un hombre de origen humilde al que las luces y los brillos no han conseguido impresionarle. Es de esos que prefieren disfrutar de un plato de gambas al ajillo rodeado de amigos de sonrisas sinceras, al remilgue destemplado de la Bordiú.

Ella pensó que sería una relación para siempre. Él aportaba serenidad económica y ella focos y cenas en París, algo sólo válido para quien busca materialismo y frivolidad. No es el caso.

Ahora, tras la tormenta, Luismi prepara un futuro en solitario aunque no le faltan candidatas para ocupar el hueco dejado. Dicen que en las distancias cortas, es simpático y atento. Sabe conquistar a una mujer, no sólo con su labia nocturna, sino con su trato diferenciador. Lo que nadie duda es que su próxima pareja no será famosa o adinerada. ¿Podrá decir lo mismo La Bordiú? Es la pescadilla que se muerde la cola.

Amigas y conocidas

Es el rincón televisivo para el temple y el desahogo. La sección «amigas y conocidas» de las mañanas de TVE se están convirtiendo en un éxito de audiencia y crítica. Gusta ver la buena sintonía entre el equipo fundador. A pesar de que todas tienen un nexo en común, enloquece ver a la abogada Teresa Bueyes despojada de su toga, opinando sobre lo divino y lo humano. Tiene gran capacidad de comunicación televisiva, lo que hace que las tertulias sean tan amenas como interesantes.

La presencia de la irreverente Loles León, más camaleónica que nunca y de la subdirectora del espacio, Carmen Delgado, hacen las delicias del telespectador más exigente que aprecia el retorno de una Inés Ballester más brillante que nunca. Sería interesante que los directivos de Televisión Española no la dejarán escapar tras la reincorporación otoñal de Mariló Montero.

Inés podría llevar a cabo otros formatos con la misma solera que los que ha presentado hasta el momento. Es cuestión de apostar.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído