EN SU DISCURSO ANTE LA ONU

Leonardo DiCaprio ‘echa humo’ con los líderes mundiales por el cambio climático

El actor reta a los Jefes de Estado a "hacer historia o ser vilipendiados"

Leonardo DiCaprio 'echa humo' con los líderes mundiales por el cambio climático
Leonardo DiCaprio Europa Press

«Pueden hacer historia o ser vilipendiados». Con esta contundente afirmación el actor estadounidense Leonardo DiCaprio exigió a los líderes mundiales reunidos en la Cumbre del Clima de la ONU acciones urgentes a gran escala para combatir el calentamiento global.

Durante su discurso, el también Mensajero de la Paz advirtió a los jefes de Estado y de Gobierno de los más de un centenar de países allí reunidos que «si no luchan contra el calentamiento global, serán responsables de ese fracaso».

«Yo me gano la vida actuando, pero ustedes no», señaló el actor. DiCaprio recalcó que sus personajes «resuelven problemas ficticios», en clara alusión a los que creen que el cambio climático es una falacia.

El actor intervino en el inicio de la Cumbre del Clima invitado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien lo ha nombrado Mensajero de la Paz para difundir el mensaje contra el cambio climático.

El afamado actor participó el pasado domingo en Nueva York en la multitudinaria marcha en favor del planeta y contra el cambio climático.

TRANSCRIPCIÓN COMPLETA DEL DISCURSO

Gracias, Secretario General, excelencias, señoras y señores, distinguidos invitados. Me siento honrado de estar hoy aquí.

Me presento ante ustedes no como un experto, sino como un ciudadano preocupado, una de las 400.000 personas que marcharon por las calles de Nueva York el 21 de septiembre de 2014, y los miles de millones de personas en todo el mundo que quieren resolver nuestra crisis climática.

Como actor represento diferentes vidas ficticias. Interpreto personajes ficticios, normalmente solucionando problemas ficticios.

Creo que la humanidad ha mirado el cambio climático de esa misma manera, como si fuera ficción. Fingiendo que el cambio climático no es real, como si eso hiciera que el problema se pudiera ir.

Pero creo que somos más que conscientes. Cada semana estamos viendo nuevos e innegables eventos climáticos, pruebas de que se ha acelerado el cambio climático, de que ya está aquí.

Sabemos que las sequías se están intensificando, nuestros océanos se están calentando y acidificando, con penachos de metano que se elevan desde debajo del suelo marino.

Estamos viendo fenómenos meteorológicos extremos, el aumento de las temperaturas, y como las capas de hielo del oeste de la Antártida y de Groenlandia se derriten a un ritmo sin precedentes, décadas por delante de lo que los científicos previeron.

Nada de esto es retórica, y nada de esto es por histeria. Es un hecho. La comunidad científica lo sabe, las industrias y los gobiernos lo saben, incluso los militares de Estados Unidos lo saben. El jefe del comando de la marina de Estados Unidos en el Pacífico, el almirante Samuel Locklear, ha dicho recientemente que el cambio climático es nuestra mayor amenaza a la seguridad individual.

Mis amigos, quienes estamos aquí reunidos, sabemos que nos enfrentamos a esta difícil tarea. Pueden hacer historia o ser vilipendiado por ella.

Para que quede claro, esto no se trata de simplemente decirle a la gente que cambien sus bombillas por otras menos dañinas o que compren un coche híbrido. Este desastre ha crecido más allá de las elecciones personales que un individuo pueda tomar.

Ahora se trata de que nuestras industrias y los Gobiernos de todo el mundo tomen acciones decisivas a gran escala

No soy un científico y tampoco necesito serlo. Porque la comunidad científica del mundo ya ha hablado, y nos han dado su pronóstico, si no actuamos juntos, seguramente pereceremos.

Ahora es nuestro momento para la acción

Tenemos que poner una etiqueta sobre el coste de las emisiones de carbono y eliminar los subsidios gubernamentales para el carbón, el gas y las compañías petroleras. Tenemos que terminar con el libre uso de contaminantes que las industrias han hecho en nombre de la libre economía de mercado, no se merecen nuestros impuestos, se merecen que les examinemos.

La buena noticia es que las energías renovables no son las únicas políticas económicas posibles. Una nueva investigación muestra que en 2050 la energía limpia y renovable podría abastecer el 100% de las necesidades energéticas del mundo utilizando tecnologías ya existentes, que además crearían millones de puestos de trabajo.

Este no es un debate partidista; es un debate humano. Aire, agua limpia y un clima habitable son derechos humanos inalienables. La solución de esta crisis no es una cuestión política. Es nuestra obligación moral.

Sólo tenemos un planeta. La humanidad debe ser responsable, a escala masiva, de la destrucción sin sentido que se está haciendo de nuestra casa. La protección de nuestro futuro en este planeta depende de la evolución de la conciencia de nuestra especie.

Esto es lo más urgente de todos los tiempos, y el más urgente de los mensajes

Distinguidos delegados, líderes del mundo, yo apuesto por la vida. Ustedes no. La gente hizo oír su voz el domingo en todo el mundo y ese impulso no se detendrá. Ahora es su turno, el tiempo para contestar al mayor desafío de nuestra existencia en este planeta… es ahora.

Les ruego que enfrenten esto con valentía y honestidad. Gracias.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído