Protagonista de una serie de televisión llamada 'El Incidente'

Marta Etura: «Para mi es un reto trabajar en una serie de televisión»

Marta Etura: "Para mi es un reto trabajar en una serie de televisión"
Marta Etura JOSEFINA BLANCO

Marta Etura se estrena como protagonista de una serie de televisión llamada El Incidente. Hasta ahora la donostiarra solo había hecho pequeñas incursiones en televisión, centrando su carrera en el cine y el teatro. Pero el hecho de ser una serie de género y misterio, ha hecho que la joven actriz se atreva a protagonizar esta serie que verá la luz la próxima temporada.

Reservada pero con mucho carácter, la actriz de treinta y cinco años intenta no ser el objetivo de todos los focos. Hace unas semanas pudimos verla acompañando al también actor Luís Tosar en el estreno de su última película. La pareja comenzó su relación hace más de diez años y pocas han sido las veces que hemos podido verles juntos.

-Es la primera vez que te vemos como protagonista de una serie de televisión ¿te apetecía? -Hice una serie hace mucho tiempo llamada «Vientos de agua», esa fue mi primera vez en televisión. El resto han sido episódicos. Siempre he dicho que me encanta actuar, soy actriz y me gusta actuar en cualquier medio. Es verdad que siempre he dado prioridad al teatro y al cine porque hasta ahora lo que me habían ofrecido me apetecía más que la televisión. Ahora me han ofrecido esta serie y me apetecía más que los proyectos de cine y teatro que tenía. Para mi es un reto trabajar en un serie porque lo había tocado muy sutilmente. Me da miedo porque es algo nuevo.

-¿Qué vamos a ver en «El Incidente»? -En «El Incidente» vamos a ver la vida de una gente muy sencilla de un pueblo, que cambia porque empiezan a suceder cambios atmosféricos, la tormenta, la lluvia, el agua, algo que le da una connotación muy atractiva.

-Tú eres del norte así que estarán acostumbrada al frío y la lluvia…

-Sí, yo soy del norte. Esto forma parte de nuestra profesión y yo lo tengo muy asumido, estamos acostumbrados a hacer que es verano cuando es invierno y al revés. A mi me parece que el mal tiempo da un punto muy dramático e inquietante.

-¿Qué tiene de especial esta serie? -Es un cúmulo de circunstancias. Ahora los personajes femeninos en cine son escasos, suelen ser la novia de o la chica de y los personajes potentes en el noventa por ciento de las ocasiones son masculinos, una desgracia. Yo siempre animo a los guionista a que escriban personajes femeninos como hacían antes porque son igual o más interesantes que los masculinos.

-¿Cómo es tu personaje? -Mi personaje es muy interesante y que me apetecía mucho hacerlo. Interpreto a Tania, una mujer con mucha fuerza que es madre. Ama la vida y está en un momento muy difícil. Es un personaje complejo en una serie que me han expuesto con muy buenas intenciones y que en dos semanas he podido ver que son reales. Una serie con un principio y un final, de género y con unos personajes conmovedores. Tiene muy buena pinta. Reconozco que veo muy poca televisión y cuando leí el guión los referentes que me venían eran más de cine que de tele.

-¿Te identificas con él? -Me identifico poco porque se parece poco a mi y a mi vida. Si me parezco en algo es en su lucha, es una mujer muy luchadora y yo me considero una mujer muy luchadora.

-No es la primera vez que te vemos hacer de madre ¿se te ha despertado el instinto maternal ya? -Llevo con el instinto maternal despierto desde que era una niña, siempre he querido ser madre y espero serlo algún día.

-El resto de tus compañeros han agradecido el poder trabajar contigo…

-Para mi es un alago. En mi primera película, «Sinvergüenza», el director tuvo la amabilidad de contratar a muchos actores noveles, como era mi caso, con algunos ya consagrados como Candela Peña, Jorge Sanz o Rosa María Sardá. Para mi fue un acto de generosidad y maravilloso formar parte de esa película. Y de repente estar en la misma situación pero al revés me encanta. Creo que hay algo muy hermoso en la gente que empieza que es un entusiasmo y una inocencia que aporta mucho al proyecto.

-Las protagonistas sois todas mujeres ¿eso significa que va a ser una serie dirigida al público femenino? -No, creo que es una serie muy coral. Tiene esta fórmula de las televisiones de querer llegar a todos los públicos, algo que es un error. Tenemos que quitarnos esa inseguridad, contar las historias sin pensar en eso. Es una serie muy potente, con muy buenos guiones pero con esa fórmula. Está diseñada para llegar a todo tipo de público.

-¿Has tenido algún tipo de prejuicio hacia la televisión como han reconocido otros compañeros? -Sí, siendo sincera reconozco que siempre he tirado al cine y el teatro porque me gustaba más y porque la televisión durante muchos años se ha cuidado muy poco. Pero la cosa está cambiando, se están haciendo series de calidad y creo que han crecido mucho. Por eso he dado el paso.

-El poco tiempo de rodaje os exige mucho a los actores ¿Eso te ha hecho llegar a casa algún día con la sensación de que podrías haber hecho más? -Sí, para mi es algo nuevo y tengo miedo. Alguna vez me he ido a casa pensando que me habría salido mejor de haber hecho un par de tomas más. Pero confío plenamente en el director de la serie. Soy una persona muy exigente que nunca está conforme, siempre sacaría más brillo a las escenas.

-¿Te impone ser la protagonista? -Dije que sí porque me prometieron que tenía un principio y un final. No me voy a meter en una serie de continuidad porque me siguen ofreciendo cosas que me gustan y quiero seguir haciendo cine y teatro. Me he comprometido a hacer un máximo de dos temporadas. No creo que dure mucho más porque es de género y misterio y no se puede alargar mucho porque pierde el atractivo.

-¿Te vas a concentrar en la serie o lo vas a compaginar con cine? -No, me habían hecho otras ofertas pero he preferido hacer la serie. Iba a hacer teatro pero es imposible compaginarlo. De momento tengo algo de cine para enero pero no puedo contar nada. Antes de este rodaje hice «Hablar» con Joaquín Oristrell pero porque era una película en plano-secuencia y la rodamos en dos días.

-¿Qué retos profesionales te quedan por cumplir? -El año pasado cumplí un sueño que es hacer un espectáculo de danza, me gustaría seguir probando por ahí, un espectáculo donde se mezcla la palabra y la danza. También tengo en un futuro la idea de dirigir algo, me han ofrecido dirigir algo y espero que se lleve a cabo. Soy una persona muy inquieta, me encanta mi profesión y espero poder seguir haciendo cosas nuevas.

-Hasta hace pocos días has sido la vicepresidenta de la Academia de Cine ¿cómo ves la situación política con respecto al cine? -Por desgracia vivimos en un país donde no se valora la cultura. Llevo quince años en la profesión y puedo decir que hay gente con muchísimo talento. Por desgracia no se reconoce, ni se valora. Esperanza siempre hay que tener.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído