Acudieron a la presentación del nuevo diseño de Licor 43

Laura Sánchez, Nieves Álvarez, Judit Mascó y Jose Toledo, madrinas de lujo

Laura Sánchez, Nieves Álvarez, Judit Mascó y Jose Toledo, madrinas de lujo
Laura Sánchez, Nieves Álvarez, Judit Mascó y Jose Toledo EUROPA PRESS

La planta 43 de la Torre de Cristal de Madrid acogió el pasado jueves la presentación del nuevo diseño de Licor 43 con cuatro madrinas de excepción. Laura Sánchez, Nieves Álvarez, Judit Mascó y Jose Toledo, formaron un cuarteto de lujo en este evento en el que derrocharon belleza, estilo, y glamour, a partes iguales.

Judit Mascó tiene 45 años pero recuerda sus inicios en pasarela como si fuera ayer. Tres décadas y cuatro hijas más tarde, la modelo ha querido reencontrarse con su profesión. En la presentación del nuevo diseño de Licor 43, Judith afirmó que por el momento sus hijas no seguirán sus pasos como modelo: «Ninguna de ellas me ha dicho que quiera ser modelo, es verdad que les interesa todo el mundo artístico, la fotografía, el diseño, pero ninguna quiere ser modelo por ahora».

Tras veinte años de matrimonio con el abogado Eduardo Vicente, la modelo explicó donde reside el éxito de su estabilidad sentimental: «Es mi compañero, la persona que quiero, algunas parejas se quieren mucho pero no han seguido en paralelo por diferentes afinidades, y nosotros pues nos mantenemos ahí, pero yo tengo mi parcela, él tiene la suya, pero por ahora nos vemos hasta el final juntos porque compartimos muchas cosas».

Jose Toledo es una mujer muy glamourosa y desprende elegancia allá por donde va. Todavía queda mucho de aquella modelo en ella, que no para de trabajar. Jose Toledo reconoce que no es una mujer excesivamente romántica. Pero es feliz junto a los suyos, y tiene muy claro que para mantener la estabilidad sentimental y familiar, hay que cuidarlo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído