Está en su mejor momento personal y profesional

Borja Sémper, de político a escritor, presenta su primer libro de poemas

Borja Sémper, de político a escritor, presenta su primer libro de poemas
Borja Sémper junto a Bárbara Goenaga EUROPA PRESS

Borja Sémper ocupa ahora mismo los titulares de la crónica rosa por su relación con la actriz Bárbara Goenaga, pero también los del ámbito cultural.

El político vasco acaba de presentar su libro de poemas Maldito (des)amor en Aleatorio Bar, un local situado en el barrio madrileño de Malasaña, donde estuvo acompañado por el ex político del PP, Alberto Ruiz Gallardón y la presentadora, Inés Ballester.

Malasaña es uno de los barrios más populares de la capital, y en él abundan tanto los bares para tapear como las librerías. Y en medio de este*ambiente entre castizo e intelectual, Sémper recitó algunas de sus composiciones, arropado por el político Alberto Ruíz Gallardón e Inés Ballester.

Más allá de su catalogación como sexy, la confirmación de su noviazgo con la actriz Bárbara Goenaga lo ha hecho saltar de la información política a la información rosa. Sin embargo, él trata de centrar la atención en su carrera política y en su gran pasión: la poesía. ‘Maldito (des)amor’ se pone a la venta estos días y hará que el común de los mortales descubra esa faceta de este dirigente vasco.

El portavoz del Partido Popular en el Parlamento vasco y presidente del PP de Gipuzkoa está separado y tiene una hija. Una situación similar a la de Goenaga, que tiene un hijo fruto de la relación que mantuvo con el actor Óscar Jaenada. La pareja se conoció el pasado verano, cuando unos amigos en común les presentaron en San Sebastián, ciudad en la que residen. Sin embargo, no fue hasta noviembre cuando iniciaron una relación sentimental.

CHANCE: Enhorabuena por el libro.

BORJA SÉMPER: Muchas gracias

CH: ¿Por qué has elegido el nombre de ‘Maldito desamor’?

BS: He elegido este título porque al final el amor y el desamor son las dos caras de una misma moneda; no se puede entender el amor sin el desamor y al revés tampoco.

CH: ¿Y cómo dice la contraportada ‘está dolida la humanidad’?

BS: Siempre, el dolor es algo que nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida. Lo importante es intentar superarlo a base de optimismo y saber que siempre acaba saliendo el sol.

CH: ¿Desde cuándo escribes poesía?

BS: Escribo poesía desde hace mucho, lo que pasa que nunca me había atrevido a tomármela en serio, nunca me había atrevido ni siquiera a pensar que podía ser publicada, que podría compartirlo con alguien más que no fuera yo mismo.

CH: ¿Qué te ha animado a que se publiquen tus poemas?

BS: Me ha animado a publicar mis poemas una experiencia mala y una experiencia buena y al final la necesidad de sacar fuera los demonios y también compartir alegrías.

CH: Llama mucho la atención que un político sea además poeta.

BS: Creo que todos los que nos dedicamos a la política, tenemos singularidades. Lo que pasa que a veces la política nos encorseta tanto de tal manera que la gente pierde la naturalidad y pierde la capacidad para contar cosas más allá del día a día de la política o incluso en la propia política. La autenticidad es lo que nos da credibilidad y también, especialmente a los políticos.

CH: ¿Cómo compaginas las dos facetas?

BS: Escribo de noche, de madrugada, cuando llego a casa. Es el único momento en que puedes escribir tranquilo, pensar, reflexionar, afrontar las cosas de una manera más serena y por tanto escribir.

CH: Te definen como el político vasco hipster del Partido Popular, ¿esta definición se ajusta a tu manera de ser, te sientes identificado?

BS: No, lo que pasa es que tanto los medios de comunicación como la opinión pública necesitan etiquetar, necesitan ponernos a todos, a cualquier persona que tenga algo de repercusión pública o mediática, una etiqueta para facilitar el contar a la gente como somos unos y otros. Yo no soy ni hipster ni soy moderno, yo no soy nada de eso; soy un tipo normal que hace cosas normales, que se dedica a algo excepcional que es la política. Pero dedicarme a la política no me impide también desarrollar otras cosas o escribir, por eso no soy nada excepcional. Me he atrevido siendo político a contarle a la gente que hago otras cosas además de política.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído