Neymar, el gran ídolo de fans, no se salva y tendrá que declarar

Neymar, el gran ídolo de fans, no se salva y tendrá que declarar
Neymar. BC

El delantero brasileño del FC Barcelona, Neymar Da Silva, tendrá que declarar como testigo en el juicio que estudia su fichaje por parte del FC Barcelona y por el que se acusa de fraude fiscal al presidente Josep María Bartomeu, al exmandatario en aquel momento Sandro Rosell y al propio club, según informó este viernes la Cadena SER.

Parece que se complica el asunto para Neymar y tendrá que pasar por los juzgados. Joven, muy talentoso, y con una gran corte de fans ,este no es uno de los mejores momento para el futbolista. Aunque como le pasara a Messi, todo queda en el olvido. No olvidemos que son miles de chicos los que siguen muy de cerca la vida del jugador y lo más demandado en Brasil son sus etilos y cambios de look, especialmente de pelo.

La emisora, citando fuentes jurídicas de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, indicó que la Fiscalía propondrá la declaración del jugador azulgrana como prueba del procedimiento penal y que esta proposición de prueba «se aceptará».

La Audiencia deberá determinar entonces la fecha para realizar el juicio oral con Neymar, que tendrá que personarse en el juzgado y cuya citación obedece a que firmó de su puño y letra nueve de los trece contratos con los que, supuestamente, se fraccionó su fichaje, señaló la SER.

La Fiscalía solicitará la declaración de otros siete testigos para un juicio que podría celebrarse en el próximo otoño, según fuentes jurídicas consultadas por la cadena de radio, que apuntaron que los plazos de revisión de los recursos presentados por el FC Barcelona pueden concluir alrededor de este junio y que el señalamiento de la vista oral tendrá lugar para después del verano porque se trata de un juicio de «escasa complejidad y pocos acusados».

Tras las declaraciones de Bartomeu, Rosell y miembros del FC Barcelona como entidad jurídica, la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó penas de dos años y tres meses de cárcel para el primero y de siete años y medio para su antecesor en el cargo por un fraude fiscal de más de 13 millones de euros que presuntamente habrían cometido en el fichaje de Neymar.

Además, reclamó para los dos mandatarios y para el club como persona jurídica multas e indemnizaciones por responsabilidad civil que superan los 62,6 millones de euros. Al BARÇA como persona jurídica le imputa los tres delitos contra la Hacienda Pública atribuidos a sus dirigentes y reclama que pague multas por valor de 22,2 millones de euros, a razón de 4,8 por lo que dejó de tributar en 2011; 13,5 por los impagos correspondientes a 2013; y 3,8 por los relativos al ejercicio fiscal de 2014.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído