La presentadora del programa gastronómico, 'Al Punto'

Elena Sánchez: «Vuelvo con cierta inquietud y responsabilidad, pensaba que podía estar oxidada»

Elena Sánchez: "Vuelvo con cierta inquietud y responsabilidad, pensaba que podía estar oxidada"
Elena Sánchez, soy buena en los guisos, hago una purrusalda estupenda EUROPA PRESS/SHEILA DOMINGO

 Con más de tres décadas en TVE, Elena Sánchez Caballero es uno de los rostros más veteranos de la cadena. Ahora, tras un largo periodo alejada de la pantalla y centrada en su labor como defensora del espectador, vuelve para ponerse al frente del programa gastronómico ‘Al Punto’.

Un programa con el que viajará por toda España para colarse en las cocinas de los grandes chefs de nuestra gastronomía. Para ella, que se considera una mujer de buen comer, ha sido todo un regalo. Aunque en casa el que lleva la voz cantante en la cocina es su marido, el promotor inmobiliario Pedro Padro Mansilla, junto al que tiene dos hijos.

CHANCE (CH): ¿Cómo ha sido la experiencia en lo que llevas de programa?

ELENA SÁNCHEZ (ES): Muy interesante, aunque ha sido un poco ir con la lengua fuera. Son personas que nos atienden estupendamente pero a la hora de comer hay que dejar la sala libre porque los comensales llegan y van con una gran expectativa. Comer en España es bastante barato para el nivel que tenemos en estos sitios. Hay que abandonar sala porque por ejemplo David Muñoz en los ocho años que lleva no se ha perdido ni un solo servicio.

CH: Tu curiosidad por la cocina venía de antes?

ES: He sido una tragona toda mi vida y sigo siéndolo, mis amigos me dicen que es más barato comprarme un vestido que invitarme a comer. Disfruto mucho comiendo, he sido así desde niña y son curiosa. En mi familia cualquier celebración o encuentro era en torno a una mesa. He sido la mayor en una casa donde mi madre era una profesional y me ha obligado a cocinar también.

CH: ¿Eres buena cocinera?

ES: Pensaba que era buena cocinera hasta que conocí a mi marido que es un magnífico chef. Ahí aumentó mi interés por la gastronomía, leo mucho sobre cocina aunque después no haga las recetas. También leo sobre jardinería aunque no sea cocinera ni jardinera.

ELENA SÁNCHEZ: «SOY BUENA EN LOS GUISOS, HAGO UNA PURRUSALDA ESTUPENDA»

CH: ¿Pones en práctica lo que lees?

ES: Siempre, algunas cosas en sí. No soy una mala repostera, se me da bien la tarta de manzana y soy buena haciendo brownie, se me da bien la repostería alemana. Soy buena en los guisos, hago una purrusalda estupenda. También hago un plato de mi abuela que se perdió, coliflor con arroz y bacalao. Se perdió y de haberla acompañado yo en la cocina lo recuperé para la familia. Fui capaz con quince años de recuperarlo. Soy muy curiosa y para mí el mayor placer cuando viajo es conocer el mercado de esa ciudad y la gastronomía.

CH: ¿Sueles ser la que cocina en casa?

ES: No, cocina Pablo. Vamos a medias, en mi casa las cenas son una cita importante y las lleva mi marido. La gente viene con la misma expectativa con la que va a ver a estos grandes. La cocina de diario la hago yo. Somos capaces de estar dos o tres horas delante de la televisión mientras comemos patatas y no somos capaces de estar haciendo un fondo de caldo mientras. Yo mientras hago otras cosas estoy cocinando. En mi casa se come y se cena todos los días sentados en la mesa.

CH: De todos los chefs con los que has podido hablar, ¿Cuál se te ha sorprendido más?

ES: Con todos, me los llevaría a todos a casa. Son cariñosos, encantadores y apasionados. No se podría hacer cocina a este nivel sin la pasión que tienen. Ninguno de ellos ejerce la presión de la cocina, cada uno sabe lo que tiene que hacer, no he oído gritos ni voces en ninguno de ellos, funciona la complicidad.

CH: Este programa ha sido un regalo para ti…

ES: Sí, fue una oferta. Cuando me dijeron que querían hacer un informativo gastronómico pensé que estábamos un poco saturados de gastronomía, pero hice un muestreo y enseguida dije que me ponía mucho. Era la excusa perfecta para indagar en algo que a mí me interesaba mucho.

«VUELVO CON CIERTA INQUIETUD Y RESPONSABILIDAD, PENSABA QUE PODÍA ESTAR OXIDADA»

CH: ¿Tenías ganas de volver a la pantalla?

ES: Sí, he disfrutado muchísimo como defensora, me ha dado una imagen muy global y un conocimiento completo de lo que es una gran empresa como TVE. También me ha hecho reflexionar sobre lo que es el ejercicio del periodismo, que a veces vamos con tanta inmediatez que no nos da tiempo. Estoy muy agradecida a esa experiencia pero soy periodista y llevo ejerciéndolo desde segundo de carrera. Tenía ganas de volver al ejercicio profesional. Vuelvo con cierta inquietud y responsabilidad, pensaba que podía estar oxidada.

CH: ¿Cómo llevas el ir sumando años?

ES: Con naturalidad. Llevo treinta años en televisión pero tengo treinta y cinco cotizados en la seguridad social. Empecé muy pronto, como Marujita Díaz. Gesticulo mucho y soy muy nerviosa, cada vez lloro más y lo vivo todo con mucha pasión, eso está reflejado en mi rostro. Sé que se lleva la imagen de personas jóvenes delante de la cámara y no me quejo porque a mí con veinticuatro años me pusieron delante de una cámara. No es un fenómeno nuevo, pero sí un fenómeno muy español. En las televisiones de otros lugares del mundo se prima la experiencia de sus comunicadores frente a la pantalla, aquí se prima la juventud ante otras cosas.

CH: Lo llevas bien…

ES: No me gustan las arrugas pero me gusta reconocerme cuando me miro al espejo. La otra alternativa me parece peor. Al final el publico establece una relación con las personas que salimos en la televisión, a mí la gente me saluda por la calle y me dice que estaba embaraza cuando yo lo estuve de mi primer hijo. Se me acercan y me preguntan. Esa relación que se establece con el público se debería de primar y valorar.

CH: Más de tres décadas como periodista, ¿haces un buen balance?

ES: Llevo más de treinta y cinco años cotizados a la seguridad social. He sido relaciones públicas de restaurante y secretaria, pero en segundo de carrera ya pude empezar a ser periodista. Hago un buen balance porque he hecho muchas cosas, entrevistas, reportajes, crónicas. He presentado un debate, un magazine, información deportiva y durante doce años estuve en el telediario. El balance es bueno.

CH: ¿Crees que hay menos mujeres cocineras porque es difícil conciliar ese trabajo con la vida familiar?

ES: Ningún oficio en este país concibe la conciliación. Con mi primer hijo estaba en el telediario de a medio día y era fácil conciliar, pero con la segunda estaba por la noche, llegaba a la una a TVE y me iba a las diez de la noche. No es fácil conciliar y las mujeres en la cocina son minoritarias. Destacarías que las mujeres se están acercando a la alta cocina mientras que los hombres se están incorporando a la cocina doméstica.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído