Mantiene una ardiente relación con José Coronado

Eugenia Martínez de Irujo: «Vivo el amor de manera muy intensa pero sé que se acabará»

La hija de la duquesa de Alba sonríe y no esconde la pasión de un amor en plena efervescencia pero a sus 46 años

Eugenia Martínez de Irujo: "Vivo el amor de manera muy intensa pero sé que se acabará"
Eugenia Martinez de Irujo de Melani Costa: "Es un encanto de niña" EUROPA PRESS

La hija de la duquesa de Alba sonríe y no esconde la pasión de un amor en plena efervescencia pero a sus 46 años ha aprendido que esta ilusión acabará.

Por eso, su estrategia para afrontar su relación con José Coronado se resume así: vive el presente y disfruta mientras puedas.

Lo explica ella misma en una entrevista concedida al diario ABC:

«Vivo el amor de manera muy intensa pero sé que se acabará».

La sonrisa descarada de Eugenia en el reportaje confirma que su estado de ánimo se ha recuperado después de un año «complicado» y en el que admite que lo ha pasado «muy mal».

Para la duquesa de Montoro el concepto trabajo no responde a los cánones de la mayoría de la población.

Ella, que lo ha tenido todo, no concibe el trabajo como eso de levantarse a las siete de la mañana, pasar ocho o diez horas a tope, regresar a casa muerta de cansancio para ocuparse poner dos lavadoras, mientras espera a que le llegue la nómina.

Para Eugenia trabajo es el refugio que ha cobijado la pena porque su madre se ha ido para siempre.

Es imagen de Tous desde hace 17 años y ahora además diseña sus propias colecciones para los joyeros catalanes. Pero sobretodo Eugenia está implicada hasta sus nobles trencas en la Fundación Pequeño deseo.

«Se trata de cumplir deseos de niños enfermos que tienen entre cuatro y 18 años, con el fin de apoyarles anímicamente».

«Voy a los hospitales, hablo mucho con los niños, siempre con la complicidad de los padres».

En resumen, la labor de Eugenia consiste en averiguar qué desean esos niños y una vez que lo sabe se pone a conseguirlo.

Pero, aparte de aferrarse a su trabajo en Tous y de su admirable labor como benefactora de enfermos, la fuerza definitiva que ha recuperado para la pequeña de los Alba esa alegría de vivir se llama José Coronado.

Cuando hace apenas un mes se conoció públicamente la relación entre el actor y la aristócrata, más de uno pensó en la fama de conquistador que persigue al protagonista de El Príncipe.

Eugenia también conoce su fama y el carné de baile que presenta el pasado de su novio. Tal vez por eso prefiere no pensar en el futuro.

«A mí me gusta vivir el día a día».

Eugenia asegura que ya no volverá a casarse ni a divorciarse.

«Ya cumplí con todo lo que tenía que hacer», ha dicho la ex mujer de Fran Rivera. Sobre el amor dice:

«Lo vivo todo de manera muy intensa pero sé que se acabará».

E insiste:

«Yo soy de las que o lo vivo intensamente o mejor sola».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído