Dice que quiere ser un caballo de Troya

El ‘Pequeño Nicolás’ se presentará candidato al Senado para ‘destruirlo’ desde dentro

El 'Pequeño Nicolás' se presentará candidato al Senado para 'destruirlo' desde dentro

Ya lo echábamos en falta, porque el tipo es de los que no se resigna a pasar desapercibido.

Francisco Nicolás -alias ‘El Pequeño Nicolás’- estaba desaparecido de la escena pública. El ‘show mediático’ levantado en torno a sus presuntas estafas se esfumó con la llegada del verano. Hasta ahora (Raúl del Pozo aprieta Rivera por poner solo a candidatos jóvenes: «¿Quiere a todos los políticos como el Pequeño Nicolás?»).

El tipo que, según su propia versión, negociaba con empresarios y personalidades públicas por orden del CNI vuelve a la carga y esta vez lo hace para asaltar la escena política. O mejor dicho, para destruirla.

El ‘Pequeño Nicolás’ anuncia que se presentará a las elecciones para elegir el Senado y que lo hará con un único objetivo: acabar con él (Se encara con un empleado de la Complutense: «Bedel maloliente y sin estudios»).

Dice en El Mundo que quiere ser un caballo de Troya. Ser alguien que, desde dentro, pueda cerrar una institución, afirma, obsoleta, que sólo sirve para derrochar cantidades ingentes de dinero que van a parar, en su mayor parte, a los bolsillos de los políticos que conforman la Cámara Alta.

Es su mayor argumento (y casi el único) con el que se presentará con un partido que aún no tiene nombre, pero sí lista de candidatos. Sólo uno. Sólo él (La Pechotes se va de fiesta y cambia al ‘Pequeño Nicolás’ por un Ultra Sur).

Sí, el ‘Pequeño Nicolás’ se presentará ante los ciudadanos en una papeleta que sólo tendrá su nombre. Nada más. Iniciativa peculiar con la que ha vuelto a centrar los focos en su persona. ¿Ideología? Indefinida. Aunque se ha declarado siempre como alguien muy afín al Partido Popular y sus ideales, insiste en que él no es ni de derechas, ni de izquierdas.

Y en el horizonte de sus ambiciones, un único temor: que el Gobierno y los poderes del Estado conspiren en su contra para que no llegue a los comicios que, presumiblemente, se celebrarán en el mes de diciembre.

Cree que irán a por él. Que lo harán desde los juzgados y que no le dejarán cumplir con su nueva misión: convertirse en el hombre que echó el cierre al Senado.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído