EL CANTANTE SE CONFIESA EN VANITY FAIR

Raphael: «A mí los rumores sobre mi homosexualidad me han pasado de largo»

"No soy ambiguo en ese sentido, apoyo esta clase de colectivos, pero yo no pertenezco a ellos"

Raphael: "A mí los rumores sobre mi homosexualidad me han pasado de largo"
Raphael. PD.

Beber fue el desencadenante, lo que detonó la bomba de relojería que llevaba dentro

Raphael es, a sus 72 años, uno de los iconos de la música de nuestro país. Su sobrada experiencia dentro de los escenarios y su magnetismo arrollador con el público le han llevado a ser el personaje que nunca pasa de moda, y ahora mucho menos.

El próximo mes de octubre de 2015, Raphael vuelve a los cines para interpretar un papel en la nueva película de Álex de la Iglesia, Mi gran noche. Un mes antes del estreno, el cantante ha concedido una sincera entrevista a Vanity Fair donde habla sin tapujos de los aspectos más comprometidos de su vida.

Uno de estos fueron los rumores de homosexualidad, él responde seguro:

«A mí esos rumores me han pasado siempre de largo. Me puede enfadar que me digan que una cosa es verdad cuando sé que no lo es. Como nunca ha sido verdad, me pasa de largo. Pero estoy muy a favor de todos los movimientos estos que hay y ellos lo saben muy bien. No soy ambiguo en ese sentido, apoyo esta clase de colectivos, pero yo no pertenezco a ellos. Lo veo normalísimo, pero a mí me pasa de lao».

De uno de los momentos más delicados de su vida, su transplante de hígado, también confiesa:

«Cuando en 2003 me llamaron para el trasplante de hígado, me encerré en la habitación y me negué a ir al hospital. Gracias a las palabras de mi mujer conseguí salir. Pero aquí me ves».

E incluso confirma a Vanity Fair la información surgida hace años sobre su costumbre de beber en sus giras:

«Sí, así es. Lo hacía inconscientemente, porque beber me producía sueño y podía dormir. Beber fue el desencadenante, lo que detonó la bomba de relojería que llevaba dentro. Hasta me alegro de que ocurriera, porque fue la gota que colmó el vaso. Si no, me hubiese tirado años sin saber qué estaba pasando. Seguiría callado y apagándome poco a poco».

Una espiral de auto destrucción que él mismo logró superar, ahora el propio Raphael habla de sí mismo y se define como:

«El puto amo… (reflexiona). ¿Yo soy aquel? Soy mejor. Mejor que aquél. Y si no fuese mejor sería para partirme la cabeza».

Autor

Marian García Álvarez

Redactora experta en televisión de Periodista Digital entre 2013 y 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído