'Coleta Morada' sale con su novia y con su ex

Pablo Iglesias tiene tiempo para dos novias: Irene Montero y Tania Sánchez

Hasta salen juntos los tres, porque en Podemos son todos muy 'modernos' y 'comprensivos'

Pablo Iglesias tiene tiempo para dos novias: Irene Montero y Tania Sánchez
Los dirigentes de Podemos Tania Sánchez, Pablo Iglesias e Irene Montero. EP

Irene Montero es la Secretaria de Coordinación de Áreas de Podemos y la coordinadora del equipo del Secretario General, es decir, la responsable del equipo de Pablo Iglesias. Desde el domingo, y dado que ocupaba el numero cuatro de la lista de su partido por Madrid, es diputada electa.

Cuenta Informalia que, además de contar con la confianza del líder de la formación morada ha conseguido conquistar su corazón, como ya adelantábamos este verano. Y encima se lleva bien con Tania Sánchez, la ex de Iglesias. Hasta salen juntos los tres.

En Podemos son todos muy ‘modernos‘ y ‘comprensivos‘.

Pablo Iglesias y Tania Sánchez inauguraron el pasado mes de marzo una nueva etapa en sus vidas, y lo hicieron en el momento oportuno y de la forma más conveniente: el día de reflexión de las elecciones andaluzas y a través de sus propios perfiles, en las redes sociales.

Hasta entonces, Tania y Pablo habían sido novios y sin embargo rivales políticos: aunque ideológicamente muy próximas, las formaciones políticas que defendían eran distintas. Pablo era ya el líder de Podemos y Tania, en Izquierda Unida, prometía en los platós de televisión que no se iba a marchar con los morados.

No todas las promesas se cumplieron: Tania Sánchez no sólo abandonó Izquierda Unida después de las polémicas sobre su familia en Rivas (de las que fue exculpada) sino que ingresó en Podemos, donde ha ocupado el número seis a las listas por Madrid y ha salido elegida diputada.

Al margen de las cuestiones políticas, tanto Pablo Iglesias como Tania, a pesar de dar por terminada su relación sentimental, aseguraban quererse mucho, admirarse y respetarse.

Tras la ruptura, a Pablo se le relacionó con Dina Bousselham, su asistente en Bruselas, una joven de origen marroquí que había sido su alumna de Ciencias Políticas en la Complutense.

Nunca llegó a aconfirmarse que existiera una relación estable aunque testigos de las actividades del entonces diputado europeo aseguran que fueron más que amigos, más que simples compañeros.

Después de las elecciones del pasado domingo, Pablo se ha convertido, más que nunca si cabe, en el hombre de moda, hecho que ha llamado la atención en todas las esferas que rodean a este nuevo político emergente cuyos resultados han dejado atrás al mismísimo Albert Rivera, gran esperanza blanca del centro derecha, líder absoluto e indiscutible de Ciudadanos y protagonista junto a Iglesias de la nueva generación de ideólogos que ha erosionado el bipartidismo y, por qué no decirlo, puesto muy difícil la gobernabilidad de España.

¿Y quién ha sido el apoyo de Pablo Iglesias en lo personal durante la trabajada y agotadora campaña electoral, muy eficaz, por cierto, en la que ha recorrido el país de norte a sur y de este a oeste? Pues su novi: Irene Montero Gil, madrileña de 27 años, responsable de movimientos sociales de la formación.

Irene Montero es la Secretaria de Coordinación de Áreas y la coordinadora del equipo del Secretario General, es decir, responsable del equipo de Pablo Iglesias. Irene es desde el domingo diputada electa y por tanto compañera de banco de Pablo desde que el domingo ambos lograran sus escaños junto a otros 67 compañeros.

Irene Montero Gil ocupaba la cuarta posición, justo por detrás del propio Iglesias, Iñigo Errejón y la compostelana Carolina Bescansa. Por detrás, en cambio, está la otrora estrella de Izquierda Unida y hoy diputada de Podemos, Tania Sánchez, exnovia del líder.

Lejos de las tensiones que alguno podría imaginar ante el trío que forman Iglesias, su novia y su ex, trabajando juntos y a pocos metros de distancia, parece que el cariño que queda entre Tania y Pablo, y el amor que ha surgido entre Irene y el líder conviven en perfecta paz y armonía.

De hecho, más allá de sus compromisos laborales, continúan su relación y, como ya adelantamos este martes, en la jornada de reflexión acudieron los tres juntos al cine para ver la última película de la saga Star Wars junto a Errejón y su novia.

Irene Montero es psicóloga. Ha sido vecina del barrio madrileño de Elipa, aunque después se trasladó a Moratalaz, donde vive ahora. Se implicó en la política cuando tenía solo 16 años. En su perfil dice:

«Ahora, en Podemos, herramienta de nuestro pueblo para ganar el país».

Al partido de su novio llegó hace poco más de un año y en ese tiempo se ha encaramado al Consejo Ciudadano, el órgano de dirección, y también ha rendido ante sí, por lo que parece, el corazón del gran señor de Podemos.

Quienes han cubierto habitualmente la información política y en concreto la referida a Podemos en Madrid, aseguran que la confianza que deposita Pablo Iglesias en Irene ha aumentado día a día.

Aunque no ha ocupado los primeros puestos, los más visibles en la campaña (Iglesias, Errejón, Bescansa y Monedero, se han encargado de ello), en varias ocasiones ha representado al partido en las tertulias políticas televisivas.

Por si alguien duda de hasta qué punto Pablo Iglesias confía en la valía de su actual compañera sentimental, basta recordar que el propio secretario general anunció que Montero ocuparía una vicepresidencia en el caso de que consiguiesen conquistar La Moncloa.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído