Él solito se lo hizo todo

José Mota arrasa en Twitter con su ‘Debate a Cuatro’ un día despues de triunfar en TVE

El esfuerzo fue enorme y el talento desplegado por Mota y los suyos, sólo se puede calificar de impresionante

Soy Ada Colau / activista y alcadesa ideaaal / me votan los perroflautas / Ada Colau / Ada Colaaau

Los anhelos del tuitero son casi tan insondables como los del esforzado televidente. Unas horas después de triunfar en TVE, el siempre ingenioso José Mota, arrasa en Twitter.

Como es tradición en cada Nochevieja en TVE, el polifacético Mota nos acompañó antes de las uvas con un programa especial que este año tuvo como principales protagonistas a los candidatos a la presidencia del Gobierno.

La campaña, los debates y las elecciones eran un tema obligado y el humorista plasmó su apuesta más arriesgada.

Él solito se hizo un debate a cuatro (emulando al montado eel pasado 7 de diciembre de 2015 en Atresmedia con Soraya, Sánchez, Rivera e Iglesias) y el vídeo corre como la pólvora en Internet desde la madrugada de este 1 de enero de 2016.

UN ESFUERZO ENORME Y UN TALENTO IMPRESIONANTE

El esfuerzo fue enorme y el talento desplegado por Mota y los suyos, sólo se puede calificar de impresionante.

Hubo una parodia de «El Resplandor» titulada «Resplandor en la Moncloa», con un nuevo presidente de ficción llegando al Palacio en el año 2027.

José Mota haciendo de Jack Nicholson haciendo del presidente español del futuro deconstruyendo la realidad política del país a través del chascarrillo en una hora y algo.

En la primera escena el conserje de la Moncloa le explica el funcionamiento del lugar y el presidente responde con un rotundo «no se preocupe, ya traigo las instrucciones de casa», alzando un catálogo de Ikea en el que se lee «Moncloa» en vez de «Ikea».

Alternando la trama principal se suceden varios sketches. En el primero, una orquesta ejecuta su música empleando embutidos en lugar de instrumentos (ésta será una de las cumbres más nevadas de la noche).

En el segundo sketch, «Mad Mas», un José Mota caracterizado como Artur Mas conduce desorientado su coche por un escenario postapocalíptico y renuncia a preguntar por direcciones a las dos únicas figuras humanas que encuentra por el camino: Don Quijote y Sancho Panza.

«Son demasiado españoles, jamás me harían caso».

Más adelante, Mota se convierte en un mago callejero de nombre Andamio.

«Me caí de un andamio y me di una hostia y desde entonces me llaman Andamio… el mago Andamio».

Todos sus trucos son de brocha gorda y todo el mundo lo sabe. La gracia está ahí. Se le nota que es malo, no puede ocultar la trampa. Destruye un móvil con una maza y no es capaz de recomponerlo al pasarle el pañuelo mágico por encima. Le pegan palizas de lo malo que es. Un mago del todo incapaz. Todavía me duele el pecho al recordarlo. Me duele bastante.

Otros momentos estrella de la noche: el diputado pegado a su escaño que requiere de la ayuda de un mecánico para despegarlo del asiento, Esperanza Aguirre como la anciana de la bañera de «El Resplandor» (bailando además un chotis agarrao), el gran Pablo Carbonell haciendo de cocinero de Felipe VI y Mota disfrazado de Ada Colau cantando la canción del Cola Cao:

«Soy Ada Colau / activista y alcadesa ideaaal / me votan los perroflautas / Ada Colau / Ada Colaaau».

Imita a Daniel Craig en «Spectre» boqueando como un besugo fuera del agua: de lo mejor del especial, sólo superado por lo que llegó después.

La cara esforzada del cómico interpretando a todos los candidatos españoles a la vez y cantando «El chacachá del tren«.

Manuela Carmena dirigiendo el destino de Madrid desde un vagón de metro y bailando con sus votantes.

El Drácula de Coppola sufriendo una inspección de hacienda.

El proceso de fabricación de los jubilados españoles, como si fuesen coches, «nos piden mucho el jubilao de 67 años, nosotros estamos especializado en el de 65 años pero no descartamos que nos acaben pidiendo jubilaos de 71 años».

El especial termina con una amabilísima canción a dúo entre Rosa de España y el propio Mota que habla de la absoluta necesidad del humor en el día a día para ir superando los obstáculos de la vida.

La canción dice:

«si el despertador vuelve a sonar / dale un pescozón / y vuélvete a acostar / y disfruta / y si una mala jugada / te deja en la estacada / no te asustes por nada… / aún puede ser peor».

Un año más, José Mota lo ha vuelto a hacer.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído