El ex alcalde de Marbella está muy deteriorado y enfermo

El abogado de Julián Muñoz habla sobre su esperada salida: » Ya debería haber salido, no tiene más fuerzas»

El abogado de Julián Muñoz habla sobre su esperada salida: " Ya debería haber salido, no tiene más fuerzas"
Julian Muñoz. EP

Julián Muñoz declara por la operación urbanística en la finca El Pinillo mientras espera la resolución del tercer grado. El exalcalde de Marbella ha acudido a juicio por la operación urbanística llevada a cabo en la finca El Portillo de la misma localidad. Julián Muñoz sigue esperando con ansia el día de su salida definitiva de prisión tras haberle sido concedido el tercer grado por enfermedad grave e incurable.

El abogado de Julián Muñoz, Antonio José García ha explicado que las instituciones penitenciarias han respaldado la retirada en último momento del tercer grado de Julián Muñoz porque «ya ha elevado a cuarto grado la libertad condicional» pero él defendió que es «un contrasentido»: «si usted le da la libertad condicional porque no puede permanecer más tiempo en prisión lo que no puede hacer es negarle el permiso o los beneficios del tercer grado». Por ello, han presentado un recurso para que se le concedan los beneficios propios del tercer grado mientras se resuelve la libertad condicional. Ha comentado que para el exalcalde de Marbella fue un palo muy fuerte y que se encuentra sin fuerzas. Ha hecho mención a los informes de los médicos que aseguran que Julián Muñoz «tiene necesidad de salir» ya que «cada día en prisión empeora su salud». Debido a todos los obstáculos con los que se está encontrando, el abogado transmite las dudas de su representado: «él ya ve fantasmas y quizá es para empezar a verlos».

CHANCE: Hemos visto esta mañana a Julián, lo vemos deteriorado, ¿qué ha pasado al final con los permisos? ¿sale o no sale?

Antonio Jose: Él tuvo un golpe muy fuerte el pasado jueves cuando en el centro penitenciario se le dijo que salía, que preparara todo su equipaje, lo ordenó, lo empaquetó, lo bajó, y cuando ya él creía que yo estaba allí para sacarlo en realidad se le comunicó que no salía. Esto resulta sorprendente en una institución cerrada, que no es un hotel precisamente, que se organice todo para que salga y a última hora, no se sabe por qué razón, se le paró la salida. Desde luego con un enfermo es una situación inaceptable, por eso estamos intentado que se resuelva muy rápidamente por el juzgado y ya hemos presentado un recurso para que se le concedan los beneficios propios del tercer grado mientras se resuelve la libertad condicional. ¿Qué están diciendo las instituciones penitenciarias? Que no le aplica el tercer grado porque ya ha elevado a cuarto grado la libertad condicional y eso supone un contrasentido. Si usted le da la libertad condicional porque no puede permanecer más tiempo en prisión lo que no puede hacer es negarle el permiso o los beneficios del tercer grado, no tiene sentido en sí mismo, por eso hemos presentado un recurso al juez para que aplique el tercer grado sin perjuicio de cuándo resuelva la libertad condicional. No podemos mantener por más tiempo a Julián Muñoz porque, como todos habéis podido ver, cada día está más deteriorado hoy es lamentable el estado que presenta y él me ha dicho ahora mismo ‘yo de esta semana no paso, ya no puedo aguantar más, es que ya no tengo ninguna fuerza’; aparte ha perdido ya el estado anímico. tenemos que, por humanidad, resolver el caso de una manera urgente, y así lo espero, al final de semana.

CH: Que salga esta semana ¿no?

AJ: Sí, lo estamos trabajando para que al final de semana, contando con el calendario de la prisión a ver si el viernes pudiera ser que él empezara a disfrutar de la semilibertad.

CH: ¿Fue muy duro para él no salir la semana pasada?

AJ: Pues imaginaros para una persona que lleva tres años, que está muy enferma, que está desesperada, que se le comunique por una fuente fiable como es la propia dirección del centro que salía y luego a última hora se le paraliza. Si a cualquier persona le supondría un palo muy duro, pues a él imaginaros, ha sido lo último que le faltaba para su estado de salud.

CH: Imagino que él tenía muchas ganas de salir, como su mujer, sus hijas

AJ: Él tiene necesidad de salir. Cada día en prisión empeora su salud, dicho por todos los médicos, incluso el último médico forense dice que él no puede estar allí porque necesita unos medios de tal naturaleza que no los tienen en el centro penitenciario que son meros centros de atención primaria, las enfermerías, por eso el forense dice que tiene que salir. Por tanto seguimos manteniendo que ese informe es un contrasentido mantenerlo mientras el juez decide sobre la libertad condicional. Otra cosa es que el tercer grado sea el camino de la libertad condicional pero nada impide que se le aplique ese tercer grado mientras se resuelve y sobre todo atendiendo a las circunstancias de debilidad física y de enfermedad que presenta.

CH: Me imagino que él le preguntará que por qué no sale ¿no?

Aj: Claro, él ya ve fantasmas y quizá es para empezar a verlos. Yo solo pongo un ejemplo: Bolinaga en todo el proceso tardó un mes y dos días, él lleva un año y cinco días con su proceso de tercer grado, desde que el 23 de marzo de 2015 se le negó por instituciones penitenciarias el tercer grado resolución que ahora ha sido anulada por los tribunales, fíjese si podría estar ya disfrutando si se hubieran hecho bien las cosas. Como para no ver fantasmas.

Autor

Marian García Álvarez

Redactora experta en televisión de Periodista Digital entre 2013 y 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído