Jesús Quintero se arruinó con un bar de lujo y un teatro

La verdad de la ruina que tiene acorralado al ‘Loco de la Colina’

Ha puesto a la venta su palacete sevillano por un millón y medio de euros

Ha sido uno de los grandes comunicadores de España, pero la mala gestión de sus negocios particulares le hace estar al genial Jesús Quintero en plena ruina tal y como se conocía el 28 de mayo de 2016 al hacerse públicas sus desesperadas conversaciones con esa especie de Robin Hood a la inversa llamado Luis Pineda (Ausbanc).

La cuestión es que Quintero, excelente para sacar lo mejor de cada uno de sus entrevistados, no tuvo la misma supremacía en los negocios en los que no sólo pecó de novato, sino de auténtico pardillo al confiar en personas que le dieron la puñalada trapera abusando de su generosa confianza.

Tal y como cuenta este 4 de junio de 2016, el periodista se lanzó al mundo empresarial con la apertura de un local de lujo en pleno parque de María Luisa, en Sevilla en 1995.

El Montpensier fue su sueño y también su ruina. Se gastó millones de pesetas en la decoración y el sitio era realmente espectacular, pero como negocio resultó totalmente inviable. Para colmo, hubo problemas con las licencias y hasta una sanción millonaria que culminó con el cierre del bar de copas más bonito que recuerdan en la capital hispalense y el consiguiente agujero económico para Quintero.

También arrendó el teatro Quintero, en la sevillana calle Cuna, y, en vista de que no era capaz de gestionarlo, desde enero de 2016 lo tiene subarrendado a la empresa Cateto Sentimental, que es la entidad que lo explota comercialmente.

En ese acuerdo, esta sociedad se encarga de pagar el alquiler del teatro, pero también corre con los gastos del ‘Loco de la Colina’, lo que supone el mantenimiento de su casa en cuanto a suministros, los seguros de los coches, la empleada doméstica y otros gastos. Gracias a ese acuerdo, Quintero recibe una cantidad mensual que puede rondar los 2.500 euros.

Un colaborador de Quintero reconoce en ABC que:

El propio Jesús reconoce que no tiene ni idea de llevar la gestión del teatro, pero también es verdad que se trata de una persona muy generosa y confiada a la que han engañado en más de una ocasión. De entrada, Quintero invirtió en esa sala cerca de tres millones de euros, cifra que sirvió para realzar y acondicionar ese espacio que en su día fue un cine y después, una discoteca. Su sueño siempre fue crear el teatro del flamenco.

En cuanto a sus propiedades, Jesús Quintero tiene su casa de Sevilla: un palacete en la calle Conteros, una construcción de cuatro plantas con un mirador con vistas a la Giralda que ya ha puesto en venta por cerca de un millón y medio de euros. También tiene propiedades en San Juan del Puerto (Huelva) y en Zahara de los Atunes (Cádiz).

Excéntrico en sus gustos, Quintero se pasea por Sevilla con un lujoso todoterreno Hummer, y es que original como él hay muy pocos. Aunque pasó unos años con una depresión que lo mantuvo casi encerrado en su casa, el entrevistador es un hombre incansable y sigue apostando por proyectos para superar esta mala racha económica. Ahora está planificando llevar de gira el espectáculo ‘Quinterianos’, un montaje en el que entrevistará delante del público a algunos de sus personajes más célebres, y es que ninguno como él para descubrir esos talentos indescriptibles que solo él convierte en geniales cuando los sienta delante de su micrófono.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído