"Una no puede ir de buena por la vida"

La cachonda Olvido Hormigos se confiesa: sexo, amantes secretos, caprichos y lujos

"Estaba acostumbrada a mis dientes, pero empezaron a machacarme y adecir que los tenía podridos y al final me los cambié"

«No me he montado ningún negocio, todo lo he invertido en mi casa y en mi familia, y he ahorrado para que mis hijos vayan a la universidad«.

Eso asegura Olvido Hormigos en palabras concedidas a ‘LOC’, antes de reconocer:

«También me he dado caprichos, y como salgo en televisión creo que tengo que invertir en mi imagen».

  «No voy a ganar ni 125.000 euros este verano».

Hormigos comenta también algunos de sus amoríos más insospechados, como «uno que sorprendería mucho y también un empresario muy importante», considerando que «estarán muertos de miedo porque pensarán que necesito dinero y que voy a contar las historias, pero no lo haré, no quiero traicionar a nadie y que pase por lo mismo que Lecquio».

En cuanto a sus numerosos retoques físicos, Olvido reconoce que «después de tener a mi segundo hijo se me quedó un pezón invertido, para dentro, me obsesioné y me lo arreglé, pero me puse una talla pequeñita, una 85, le dije al médico que no quería ser unas tetas andantes».

«Después del tercer embarazo, me quedaron unas estrías en la tripa además de una hernia umbilical, me operaron y me estiraron la piel».

Explica que «este miércoles me puse botox por primera vez porque en la tele me veía con la arruga en la frente, me pincho vitaminas y ácido hialurónico, cuesta unos 400 euros cada sesión y la de botox unos 500, pero me hacen un descuento importante, me cobran 150».

Olvido también admite haberse retocado la boca:

«Estaba acostumbrada a mis dientes, pero empezaron a machacarme y adecir que los tenía podridos y al final me los cambié».

Por último, la exconcursante de ‘GH VIP’ explica algunos de sus caprichos, como «una chaqueta de Escada, bolsos de Louis Vuitton, zapatos de Louboutin y Valentino…»:

«Me gusta llevar algo más exclusivo que de Zara, desde siempre, aunque ahora más, porque salgo en televisión, y también hay veces que lo paso tan mal en los programas que me doy un caprichito y así por lo menos saco algo de esto».

La entrevista, no obstante, indignó a la exconcejal, que horas más tarde la comentó en su cuenta de Twitter.

«Me dieron mil gracias por mi colaboración y amabilidad en la entrevista gratuita y hoy cuando leo el enfoque del encabezado me sirve de disgusto».

 «Una no puede ir de buena por la vida».

«No aprenderé nunca».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído