En Jerez de la Frontera

Así de guapa iba Inés Arrimadas en su boda con el catalanista Xavier Cima

Un diseño de la colección Pronovias 2016

Así de guapa iba Inés Arrimadas en su boda con el catalanista Xavier Cima
Inés Arrimadas en su boda con Xavier Cima. CS

Se echó de menos al líder del partido naranja, Albert Rivera, que no pudo acudir «por cuestiones de agenda»

La representante de Ciudadanos Inés Arrimadas certificó este 30 de julio de 2016 su matrimonio con el que fuese miembro de Convergencia Xavier Cima.

En una ceremonia en Jerez de la Frontera, uno de los nuevos rostros de la política emergente española dio el ‘sí quiero’ junto a sus familiares y amigos más allegados (entre los que no estuvo el líder de su formación Albert Rivera).

La líder de Ciudadanos en Cataluña ha lucido un diseño de la colección Pronovias 2016, realizado en tul combinado con guipur y chantilly, de silueta sirena y con una espectacular espalda confeccionada en tul cristal y delicadas aplicaciones de encaje, según la información facilitada por la firma nupcial.

La propia Arrimadas quiso compartir el momento en sus redes sociales publicando en Instagram una fotografía con la que inmortalizó el feliz momento.

«Gracias a todos los familiares y amigos que habéis querido compartir con nosotros uno de los días más especiales de nuestra vida. ¡Estamos muy felices!».

 

TODO MUY SEGURO

Los 220 invitados comenzaron a llegar a la Bodega Luis Pérez pasadas las siete y media de la tarde. Uno de los primeros fue Juan Marín, líder de Ciudadanos en Andalucía, acompañado de su mujer. Se echó de menos al líder del partido naranja, Albert Rivera, que no pudo acudir «por cuestiones de agenda».

En el enlace, Inés Arrimadas ha lucido un diseño de la colección Pronovias 2016, realizado en tul combinado con guipur y chantilly, de silueta sirena y con una espalda confeccionada en tul cristal y delicadas aplicaciones de encaje.

El novio llegó sobre las ocho de la tarde. Como no podía ser de otra forma, Arrimadas se hizo esperar. Radiante de felicidad y saludando a los fotógrafos que se habían apostado en la puerta del recinto, la novia apareció a las ocho y cuarenta minutos en un Maserati de color blanco, acompañada por su padre y padrino, Rufino Arrimadas.

El encargado de oficiar la ceremonia civil fue un compañero de partido de la novia en Jerez, Carlos Pérez. En el salón acristalado de la misma bodega, con unas vistas incomparables a la ciudad y rodeados de viñedos, los novios celebraron su compromiso junto a su círculo más íntimo de amistades. El tiempo acompañó, pues, aunque hacía calor, el levante que azotó los días previos la zona respetó a los novios.
Medidas de seguridad

Para preservar la privacidad de la boda se contrató a un equipo de seguridad. A los invitados se les pidió que no hicieran fotos, para que el enlace quedase en la más estricta intimidad y para que todos pudieran disfrutar del enlace con la mayor normalidad posible.

Además, se les pidió que facilitaran el DNI, algo que no les importó mucho, ya que son amigos de toda la vida. A la prensa se le prohibió el acceso, por lo que la entrada de la finca estaba repleta de periodistas especializados en información del corazón.

La Bodega Luis Pérez tiene un carril de tres kilómetros hasta llegar a la finca donde están los salones, lo que facilitó que los periodistas no pudieran tomar imágenes más allá de la llegada de los novios y los invitados.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído