LISTAS PD

[VÍDEO] Los 15 trabajos más vomitivos y terribles de la historia que puedas imaginar

1-Catadores de olores. Son personas a las que les pagan por oler diferentes cosas. Desde una comida envasada nueva… hasta axilas peludas para valorar el «rico» olor de un nuevo desodorante.

2-Enterrador. Tras la llegada de la Peste Negra, estos «trabajadores» se dedicaban a recolectar los cadáveres que habían fallecido por esta enfermedad, subirlos a un carro y, posteriormente, enterrarlos en un lugar apartado. Solían morir rápidamente.

3-Limpiador de heces. Su trabajo era limpiar el trasero de los monarcas una vez que estos acudían al cuarto de baño para hacer aguas mayores. A su vez, se dedicaban a deshacerse de los excrementos sacándolos a mano del retrete.

4-Ordeñador de serpiente. Su nombre ya indica cuál es su objetivo: hacer que una serpiente secrete su veneno en un frasco. Algo sumamente peligroso por causas obvias.

5-«Resurreccionistas». A lo largo de los siglos, estos ladrones se han dedicado a excavar las tumbas de los muertos para robar sus cadáveres y, posteriormente, venderlos a universidades o centros de medicina para hacer pruebas. Así lo afirma, al menos, este vídeo de YouTube.

6-Niños «rosticeros». Se encargaban de dar vueltas a la comida que estaba en la lumbre para que se hiciera por todos sus lados. Estaban durante horas frente al fuego respirando humo, lo que les dañaba severamente la salud.

7-Recolector de vómito. Era un trabajo que se daba en la antigua Roma, donde -en los grandes banquetes- se comía hasta vomitar para poder seguir comiendo. Este esclavo se encargaba, como ya habréis deducido, de limpiar todo aquel desastre.

8-«Comepecados». Hasta finales del S.XIX existía la figura del «comepecados», un hombre que, cuando alguien moría, se encargaba de comerse una serie de alimentos que se restregaban por el cadáver del difunto para absorber, presuntamente, sus pecados.

9-Recolector de sanguijuelas. Este trabajo se generalizó en la época en la que las sangrías eran el método favorito de los médicos para sanar todos los males. Estos empleados se dedicaban a pasar horas bajo el sol recogiendo sanguijuelas por una miseria. Además, como se les pegaban a las piernas, solían perder mucha sangre y, muy habitualmente, enfermaban.

10-Granjeros de oro. En un trabajo que comenzó -según este vídeo de YouTube- en 2007 en China. Su objetivo es estar 12 horas pegados al ordenador (a cambio de tres euros la jornada) para recolectar oro en el juego «World of Warcraft» y, posteriormente, venderlo en la vida real.

11-Empujadores de tren. Son empleados que «apiñan» a los pasajeros del tren para que quepan. Se da sobre todo, en Japón.

12-Azotador de perros. Este trabajo se generalizó entre los siglos XVI y XIX, época en la que era habitual acudir con los perros a la iglesia. En este contexto, un sacerdote se encargaba de azotar a los animales que se «portasen mal» durante la misa.

13-Despertador humano. El trabajo comenzó en Inglaterra y consistía en golpear con un palo la ventana de aquel que te contratase hasta que te despertase.

14-Fuller. Era un trabajo que solo podían hacer mujeres. Consistía en lavar la ropa de lana con una sustancia alcalina para eliminar todas sus impurezas. Con todo, el problema era que dicho «jabón» era… orina. Estas señoras se dedicaban por tanto a recolectar su propia orina y la de sus vecinos para, después, utilizarla en labores de limpieza.

15-Punkawallah. Era un trabajo terriblemente tedioso que consistía en ser una especie de «ventilador humano». Su objetivo era mover un abanico durante horas y horas para dar «frescor» a sus conciudadanos. Además de ser una labor terriblemente aburrida, era remunerada con una miseria.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído