Detenido por agredir a su novia e imputado por el juez en un delito de lesiones

Kiko Matamoros: «Si mi hijo Diego ha hecho algo feo, seré el primero en desaprobarlo»

"Ayer llamé a la chica para preguntarle cómo estaba y no quería hablar. Yo la llamé preocupado por ella por si necesitaba algo"

Kiko Matamoros: "Si mi hijo Diego ha hecho algo feo, seré el primero en desaprobarlo"
Kiko Matamoros y su hijo Diego. CT

Diego Matamoros no tenía denuncias previas ni antecedentes de violencia de género

El Juzgado de Instrucción número 4 de Móstoles ha dictado al mediodía de este 13 de marzo de 2017 la puesta en libertad de Diego Matamoros, hijo de Kiko Matamoros, quien fue arrestado este domingo por presuntamente agredir a su ex novia, Tanit Grande.

Matamoros ha recuperado su libertad, pero ha sido imputado por el juez por un delito de lesiones.

El caso lo llevará ahora un juzgado especializado en violencia contra la mujer de Pozuelo de Alarcón, municipio donde vivo interpuso la denuncia la presunta víctima.

Dicho juzgado ya le ha impuesto a Matamoros una orden de alejamiento de 500 metros de la mujer y la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio, según han confirmado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Sálvame se ha hecho eco este lunes de la noticia contando con la presencia en plató de Kiko Matamoros.

El tertuliano, visiblemente afectado, se ha mostrado cauteloso a la hora de hacer cualquier declaración:

«Si mi hijo hace algo que es incorrecto, feo, lo que sea… yo soy el primero que públicamente lo desapruebo y lo censuro».

«Está por determinar si mi hijo es culpable o no».

«El parte de lesiones se refiere a una lesión leve».

Acto seguido, algunas de sus compañeras han informado de la existencia de un segundo parte que ha sido presentado esta mañana por Tanit como ampliación de la denuncia.

María Patiño ha querido describir el perfil de la novia de Diego Matamoros recalcando en que no ve segundas intenciones por su parte para aprovecharse de lo ocurrido.

«Yo insisto en que es una chica con las ideas claras, coherente, que trabaja y vive de su trabajo. Me cuesta creer que ella lo haga solo con intención de hacer daño».

Kiko Matamoros no ha podido corroborar esta descripción porque solo la conoce «de tres cenas y del día que dio a luz a su hija».

«Ayer la llamé para preguntarle cómo estaba y no quería hablar. Yo la llamé preocupado por ella por si necesitaba algo».

En última instancia, Terelu ha avanzado que Diego no va a llevar testigos y ha desvelado las primeras consecuencias de lo ocurrido:

«Le han cancelado una entrevista que tenía ya concertada».

Presuntas amenazas y golpes en la puerta de su casa

La mujer alegó en su denuncia en comisaría, además de aportar un parte de lesiones, que el ex conscursante televisivo le habría esperado cerca de su casa el sábado por la tarde y tras amenazarle, le habría dado un puñetazo en la cara rompiéndole el labio. Entonces, la Policía avisó a la Guardia Civil, que detuvo ayer poco después al hombre en Boadilla, donde reside.

Diego Matamoros no tenía denuncias previas ni antecedentes de violencia de género. No obstante, ambos mantenían discusiones por el régimen de visitas de su hija en común, según fuentes cercanas al caso.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído