El herpetólogo se despacha a gusto en su Facebook

Frank Cuesta manda a «tomar por culo» a los molestos y piojosos podemitas

El aventurero simplemente llamó "radicales" a los de Podemos

Frank Cuesta manda a "tomar por culo" a los molestos y piojosos podemitas

El herpetólogo Frank Cuesta está que se sale. Cierto es que el aventurero televisivo nunca ha tenido una vena precisamente diplomática y que se ha mostrado directo e incisivo cuando ha tenido que manifestarse ante cualquier asunto de la actualidad.

El problema que encuentra Cuesta, que tiene millones de seguidores en las redes sociales, es que siempre hay quien no le baila el agua y no está de acuerdo con sus opiniones. Y claro, al final el aventurero estalla.

En esta ocasión, el problema ha venido por una opinión sobre Podemos en un post en el que el justificaba por qué no iba a volver a votar al Pacma:

¿Que por qué no volvería a votar al PACMA? Porque mientras la ley de partidos para las elecciones no cambie, no sacaran ni un diputado incluso teniendo el doble de votos que partidos que sacan dos. ¿Por qué no pienso votar en las próximas elecciones?

Es muy simple. En el PP hay una generación de viejunos, robaperas que no se van ni con insecticida…en el PSOE hay tal descontrol que ya no se sabe quién son. Izquierda  Unida ya no existe desde que Anguita se fue (ahora renacen al unirse a Podemos, pero al final del día no existen), Ciudadanos era una opción, pero no le encuentro una dirección clara y Podemos podría ser una buena opción, pero hay demasiado radicalismo y siempre he pensado que los radicalismos no son buenos a la larga.

Pues bien, la calificación que hace sobre Podemos le motivó muchos insultos en Facebook y esto es lo que se llevaron de ‘propina’ los piojosos acólitos de Iglesias:

Se me están tirando encima un montón de gente con calificativos y frases como: Subnormal, cuñado, imbécil, anormal, no tienes ni puta idea, dedícate a molestar a los animales, ni puta idea de política ni de animales, dile a tu mujer que me debe 10 gramos, puta escoria etcétera. 
Tristemente hay mucha gente que no sabe leer entre líneas y creo que otra gente o es muy joven o no entiende que «democracia» y «libertad de expresión», nos da la oportunidad de expresar ideas sin que otros nos ataquen con descalificativos. Yo creo que no he insultado a nadie (bueno, a los robaperas, pero eso más que un insulto es una definición suave).

Añade que:

Expresar mis ideas o pensamientos ha llevado a un sinfín de calificativos sin una respuesta clara más que la de si no piensas como yo, eres una puta mierda. Llamar a alguien radical, no es insultar, ya que radical significa: partidario de reformas extremas o quien resulta tajante o intransigente.

Y lanza un recado a Podemos:

El día que Podemos llame a los terroristas asesinos, quiera una España federal (no una separación de un territorio), el día que se admita que Venezuela no es el modelo a seguir, que en Irán no hay derechos para la mujer ni para los homosexuales», el día que le digan a la gente «no insultéis a quien no piense como vosotros», el día que desde Podemos se hable de un modelo socialista y se descarte un modelo comunista (países comunistas actualmente, China, Cuba, Laos, North Korea y Vietnam), el día que el PACMA se ajuste para no ser tan sumamente radical y se una a Podemos, el día que Podemos incluya claramente en su programa un referéndum para terminar con las torturas animales y otro por la jefatura del estado, entonces ese día votaré a Podemos. 
Mientras tanto, no votare o votare al partido que me salga de los cojones!

Y concluye:

Hablar sobre teorías que te han contado o has leído, sin haber salido de tu puta casa ni conocer el mundo fuera de la comodidad de tu país. Seguir a muerte a una formación política porque no tienes nada más que hacer en todo el puto día. Esperar que un político te resuelva la vida o peor aún, creer que un político te resolverá la vida. Dar consejos a alguien porque te crees superior desde la pantalla de tu móvil u ordenador pero saber bien dentro de ti que no vales ni para tomar por el culo

Repetir la palabra ‘cuñado» tantas veces que ya no sabes que en realidad es el hermano de tu esposa o esposo. Cabrearte tanto cuando te das cuenta que eres tú el cuñado…que insultas, sueltas mierda a través del teclado y luego vuelves a tu mierda de vida en la cual sigues adorando a una formación política porque no tienes una mierda más importante que hacer.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído