Culminó la juerga dándose un baño en la playa, con ropa incluida

Pamela Anderson y su noche loca en Marbella

La actriz inauguró un chiringuito de María Bravo

Pamela Anderson y su noche loca en Marbella
Pamela Anderson. EP

Pamela Anderson visitó Marbella el pasado fin de semana para inaugurar el chiringuito Playa Padre, propiedad de María Bravo -la ex de Bruce Willis-. La actriz canadiense demostró que sigue teniendo dotes de sex-symbol, aunque para ello haya tenido que recurrir a la cirugía plástica una y otra -y otra, y otra…- vez.

De hecho, en el photocall los periodistas le preguntaron por ello, y Anderson respondió sin complejos: «Pues sí. Me he vuelto loca con mi físico y me preocupa mucho estar guapa». Bravo, por su parte, regañaba a los reporteros: «Esa no es la pregunta correcta».

Tras cortar la cinta inaugural y pasar por la alfombra roja habitual, la actriz dijo que estaba «enamorada de Marbella» y que esta sería «una visita rápida, pero muy buena». En el club -donde también acudieron las modelos Charlotte de Carle y Vogue Williams, y el presentador Nick Ede-, se sirvió una suculenta cena y pinchó la DJ Ashley James.

Anderson pasó la noche entre risas, amigos y mucho champán. Finalmente, junto a su amiga, la actriz culminó la noche dándose un baño en la playa al amanecer, con ropa incluida. Bravo dio testimonio gráfico del momento, subiendo imágenes a su perfil de Instagram.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído