El cómico anda panza arriba y pataleando

El pringoso charco en el que se ha metido Ángel Garó

Su detención y posterior puesta en libertad por darle una tunda a su novio, ha sacado a la luz la verdadera personalidad del cómico

El pringoso charco en el que se ha metido Ángel Garó
Angel Garó. PD

En el recuerdo queda Ángel Garó como aquel garboso malagueño que hacía reír al personal televisivo en el mítico Un dos tres y que ponía en pie al público en cada teatro que pisaba (No es el único: Cinco juguetes rotos de la TV que no han aceptado su ruina).

Actualmente, el humorista estaba centrado en sus espectáculos y apenas sabíamos de la controvertida vida que llevaba en Málaga (‘Sálvame’ emite un demoledor vídeo en el que se destapa la peor cara de Ángel Garó).

A raíz de su detención hace una semana por un presunto delito de agresión a su pareja, han comenzado a salir a la luz una serie de informaciones que advierten de la difícil personalidad del humorista.

Ha sido acusado por sus exparejas de «ególatra» y «manipulador» e incluso sus vecinos han criticado los «aires del grandeza» con los que se pasea por Málaga.

Los problemas no cesan para el humorista, que ve como los trapos sucios de vida se hacen públicos sin saber como gestionar las filtraciones.

Aunque ha intentado negar las acusaciones y convertirse en la «víctima de una caza de brujas», siguen difundiéndose pruebas en forma de audios enviados a sus exnovios e incluso un vídeo en el que se le puede ver desnudo y gritando a la policía de Málaga desde el balcón de su casa.

Este sábado 3 de junio de 2017, dos de sus exparejas acuden al Deluxe para seguir desvelando nuevas informaciones del humorista. Uno de ellos es Darío Albelaira, el segundo protagonista del altercado ocurrido hace unos días, acude dispuesto a desenmascarar al cómico:

«Ya no podía aguantar más. Es un capítulo de un año y seis meses. No se comporta como una persona humana».

Además, asegura que el humorista tiene «cuatro o cinco caras» y narra el enfrentamiento que tuvieron tras una visita de sus amigos:

«Cerró de un portazo empezó un enfrentamiento sobre todo verbal, me fui a mi casa. Se puso abierto de brazos para que no saliera, lo pude esquivar, empezó a forcejear y yo empecé a gritar. Se puso nervioso, trinqué las llaves y salí corriendo».

También visitará el programa de Telecinco otro de sus ex, Alexis Gauthier, que aunque afirmó que nunca habría denunciado a Ángel Garó siendo su pareja, «podría haberlo hecho». Siete años de relación en los que confiesa que aunque nunca sufrió una lesión física por su parte, la convivencia era muy complicada:

«A santo de nada se la hace un cortocircuito y ahí es sálvese quien pueda».

Alexis explica que esa situación podía darse en cualquier momento e incluso piensa que «demasiado ha tardado en llegar esta situación» siendo Garó un personaje público.

Nadie puede poner en duda la trayectoria profesional de Ángel Garó, pero el peligroso atolladero en el que se ha metido hace difícil que vuelva a ser el que fue.

En sus manos está apaciguar la polémica, centrarse en su trabajo, en sus negocios y olvidar los fatídicos días en los que el público conoció la verdadera personalidad de uno de los cómicos más famosos de nuestro país.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído