Raquel Bernal llega hoy a España tras su ruptura con Álvaro Muñoz Escassi

Raquel Bernal llega hoy a España tras su ruptura con Álvaro Muñoz Escassi
Raquel Bernal y Escassi

Su última estancia en España fue en Semana Santa, cuando Raquel Bernal, acompañada de su marido, Álvaro Muñoz Escassi, pasó unos días en Málaga, un viaje que era casi una luna de miel, ya que el jinete español y la multimillonaria venezolana se habían casado sólo cuatro meses antes, en diciembre de 2016.

Según publica Informalia, Aquella fue una boda entre amigos, en la mansión de Raquel en Punta Cana, en el exclusivo resort de República Dominica donde la empresaria pasa largas temporadas, alternando con su vida en Miami. En mayo, un mes y pico después de las imágenes de Álvaro y Raquel viendo muy enamorados las procesiones malagueñas, la ruptura de la sorprendía a todos.

Ahora Raquel vuelve a España y este martes asistirá en Madrid a la fiesta benéfica de la revista Corazón TVE, donde por primera vez tendrá su primer cara a cara con la prensa española, aunque sus únicas declaraciones desde que rompió su matrimonio han sido precisamente para esa publicación. En ellas aseguraba que Muñoz Escassi era un hombre totalmente desinteresado y que se habían publicado muchas falsedades, sobre todo de tipo económico, en cuanto a los motivos de su ruptura.

Pocos días después de esa entrevista, a Muñoz Escassi le fotografiaban en Ibiza besándose con una atractiva morena, una imagen que al parecer disgustó enormemente a Raquel, ya que personas allegadas a ella aseguran que hasta entonces su distanciamiento del jinete podía haber sido sólo una crisis pero no la ruptura definitiva del matrimonio.

Raquel reaparece el martes en un photocall sólo porque simpatiza con la causa benéfica de la revista. No cobra ni un euro por estar en la fiesta, ni siquiera ha pedido que le paguen el viaje y su estancia en España. Este verano volverá a frecuentar las fiestas de Marbella donde la hemos visto en otras ocasiones, como la Gala del Cáncer y la gran fiesta de Starlite, donde en 2014, en la subasta benéfica, Raquel llegó a pagar 30.000 Euros por una cena con Antonio Banderas, aunque nadie entonces le puso nombre y apellido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído