El color de la piscina ha provocado muchos comentarios

Posado veraniego de Tamara Falcó

Posado veraniego de Tamara Falcó
Tamara Falcó posando en bañador

La hija de Isabel Preysler y el Marqués de Griñón ha desafiado a las lenguas viperinas de las redes sociales con una imagen en bañador, la primera desde que el hipotiroidismo hizo estragos en su figura. Aunque no ha sido su figura la que más críticas ha cosechado esta vez: la piscina, de un verde extraño, ha levantado un polvorín entre sus seguidores.

Off- Duty! Thanks A lot @benefitspain xo hoy mi madcoolness se va auchamp! #🌺🌸⭐️ #dontletanyonewithbadeyebrowstellyoushitaboutlife

Una publicación compartida de Tamara Falco Preysler (@tamara_falco_) el 8 de Jul de 2017 a la(s) 9:26 PDT

Según publica Informalia, guerrera, feliz y sin complejos. Así se ha mostrado la hija de Carlos Falcó en Instagram, donde es una inspiración para cientos de seguidores. Con un bañador rojo y metida en la piscina de su finca de Malpica, donde reside su padre, la hija de Isabel Preysler ha marcado figura y ha presumido de un escote de vértigo que no ha pasado desapercibido para sus seguidores.

Y las ha recibido. Entre los «guapa» y los «estás divina», también hay comentarios sobre los kilos de más, la celulitis y hasta el color de la piscina. Los internautas creen que parece una ciénaga sucia con dudosa higiene y se ceban con ella: «Sólo falta una piraña en ese color verde mierda», «Échale cloro a eso», «El agua de la pisci está verde y tus piernas también», «Qué piscina tan descuidada»…

Tamara les ha contestado tan simpática como siempre: «Me parto con los comentarios… Está diseñada así por un prestigioso paisajista para que parezca un lago. Está pintada de amarillo porque en el campo no pega una piscina azul». Pues eso.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído