Los Pantoja no pasan nunca desapercibidos

Sacan a traición una fotografía ‘guarra’ para hundir en la miseria a Kiko Rivera

Sacan a traición una fotografía 'guarra' para hundir en la miseria a Kiko Rivera
Kiko Rivera Telecinco

La familia Pantoja es noticia un día sí y otro también. En esta ocasión, son protagonistas por obra y gracia Los Pepines.

Se trata del hermano de doña Ana y de su hijo. Ambos acudieron a Sálvame para explicar que hace más de un año que no atienden sus llamadas en Cantora.

Según ellos, creen que el motivo por el que la tonadillera les ha condenado al ostracismo es que no fueron con asiduidad a visitar a su madre mientras ella estuvo en prisión.

Como subrayan en ESchismógrafo de ESdiario, no son ellos los primeros repudiados en Cantora por idéntico motivo. Sin embargo, Los Pepines cuentan que iban cuando sus obligaciones lo permitían y han destacado el hecho de que doña Ana ha estado muy bien atendida.

Hace un tiempo, el menor de Los Pepines, a la sazón primo de la artista, alquiló una casa a Kiko Rivera.

Al parecer, el DJ se marchó sin avisar y dejó un dinero a deber correspondiente al alquiler, unos ochocientos euros, también el IBI, que acordaron abonaría. Aunque prometió que haría frente al pago de la deuda, no ha cumplido y se niega a dar explicaciones.

En la vivienda en cuestión, el hijo de Pantoja vivía con sus perros, auténticos protagonistas tras su marcha. Y es que el menor de Los Pepines, al entrar en la casa, contempló como el jardín estaba lleno de defecaciones de los canes, y como prueba ha mostrado una fotografía que ha destrozado la imagen del DJ, pues da la razón a quienes afirman su poca querencia por la limpieza y el aseo personal. Sobre este punto han coincidido algunas de sus ex parejas, haciendo hincapié en el olor que desprenden sus pies.

Los Pepines se han convertido en unos más de los muchos damnificados del clan Pantoja. La tonadillera cada día se queda más sola. Sus relaciones familiares están en boca de todos desde que su hermano Bernardo fuera hospitalizado para amputarle un pie y ella no se dejara caer por allí.

Por cierto, que el hermano de doña Ana ha censurado el comportamiento de Anabel Pantoja en relación a su progenitor dando a entender que muy poco le importa y que apenas ha estado junto a él en el hospital. Hace años que Bernardo se convirtió en el garbanzo negro de la familia y que poco o nada visita Cantora. De hecho, las navidades y demás fechas señaladas las pasa con su pareja, Yunko, junto a su primo Chiquetete.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído