Eso solo lo podía hacer ella

La apropiada respuesta del príncipe Enrique a una niña que le robaba palomitas

Una niña muy salada que se atrevió a hacer lo que nadie haría: salvo un niño, claro. Ocurrió este miércoles 27 de septiembre de 207 durante la visita del príncipe Enrique a Canadá, donde por la noche acudió al Mattamy Athletic Center de Toronto, para ver el partido de voleibol entre Reino Unido y Dinamarca.

Él empezó a comer palomitas en la grada… pero no contaba con la astucia de una niña que estaba sentada a su lado. Aprovechando que Enrique hablaba con otra persona, la pequeña se dedicó a robar palomitas al príncipe.

Tras un buen rato, y según se hace eco ‘HP‘, Enrique se dio cuenta de lo que estaba pasando… y la niña le conquistó el corazón. A partir de ese momento, comenzó a jugar con la muchacha sin parar, mostrando su lado más tierno.

¿Quién era la niña? Como explica ‘The Independent‘, se trataba de Emily Henson, hija del atleta paralímpico David Henson.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído