Asesora a políticos, empresarios, deportistas de élite

Nacho Jacob: «El acoso sexual y el chantaje a las celebridades españolas sigue a la orden del día»

Nacho Jacob: "El acoso sexual y el chantaje a las celebridades españolas sigue a la orden del día"

¿Quién mejor para hablar del acoso a nuestros famosos, que uno de los mejores asesores de imagen y relaciones públicas más cotizados?

Este prestigioso líder de opinión se encuentra entre los 500 hombres más influyentes en España según una encuesta realizada entre jóvenes universitarios y entre los 10 hombres más elegantes de nuestro país según varias publicaciones de moda.

Amigo de Julio Iglesias, con quien tiene una amistad desde hace años y con quien se bebe un buen vino tinto después de sus conciertos; del prestigioso diseñador Jean Paul Gaultier, que le invita sus desfiles y a pasar los fines de semana en su casa de París; quien ha pasado los veranos en casa Gabriel García Márquez o tiene una íntima amistad con el Rey Alberto de Mónaco.

Entre sus amigos destacan Leonardo DiCaprio, Angelina Jolie, Roman Polanski o Eros Ramazzotti, no hay más que visitar sus redes sociales para ver el alcance de este asesor.

A nivel nacional no se libra nadie desde Ana Obregón, Mario Casas, Vicente del Bosque; pasando por Paz Vega o Isabel Gemio. Es conocido por la gran influencia que tiene dentro de la jet-set española.

Ignacio de Jacob y Gómez – conocido como Nacho Jacob- asesora la imagen de políticos, empresarios, deportistas de élite. Su empresa, que fundó hace más de quince años, Jacob Fitzgerald, presta servicios a las firmas nacionales e internacionales más prestigiosas como son Disney, L’Oreal, Playstation, Coca-Cola, entre otras.

En definitiva, ¿quién puede estar más autorizado que él para opinar sobre los acosos sexuales que durante los últimos días, están reconociendo cantantes, actrices, modelos, y hasta deportistas?.

– ¿Por qué ahora y no antes?.¿Qué es lo que hace que ahora los artistas que se han sentido acosados en algún momento de su carrera, se estén atreviendo ahora a reconocerlo, y además lo hagan en los medios de comunicación?

Este y todos los temas en general, suelen ser cíclicos en general. Si echamos mano de la hemeroteca, podemos ver que en los años 80 también surgieron casos de supuestos acosos. Personalmente, creo que en la actualidad este acontecimiento es una continuación de lo que ha venido pasando toda la vida en el mundo del espectáculo y que ahora ha vuelto a la palestra. Por otra, parte, también hay que tener en cuenta que los medios de comunicación necesitan temas que puedan suscitar polémica. Se juntan dos cosas: por un lado es un tema que real, y por el otro, que da mucho juego mediáticamente.

– ¿Y si te digo que este tema pudiera estar relacionado de alguna manera con la violencia de género, qué me dirías?. Este es el argumento que están sosteniendo muchas personas que salen en televisión.

No creo que sea así exactamente. Porque también están saliendo muchos hombres. Recuerdo hace poco, en un programa de televisión, que vi a Alonso Caparrós, que contaba un testimonio de supuesto acoso por parte de un cargo directivo de una cadena de televisión. Caparrós relató que un día le llamaron a su despacho, y presionado, acabó cediendo. También me viene a la mente el caso del modelo Valerio Pino, que en el mismo programa de televisión contó que un manager le llevó una noche de copas y le echó algo en la bebida para poderse aprovechar de él. Por mis vivencias propias durante los 15 años dedicados al mundo de la imagen y después de haber tratado con las principales celebridades de este país, afirmo que el acoso sexual existe en ambos géneros.

– Vivimos en un tiempo en el que las redes sociales están a la orden del día. Concretamente quería preguntarte cuáles son los riesgos a los que se expone una adolescente que sube fotos a una red social con el fin de llegar a ser influencer le cueste lo que le cueste.

Sí, hay agencias de modelos que se dedican a jugar con la inocencia y la ilusión prometiendo fama y gloria, y que les van a promocionar. He conocido casos de niñas que han sufrido acoso sexual por parte de los bookers. «Si te vienes conmigo esta noche de fiesta y llego a mi casa, te ayudo». Pura palabrería que sólo pretende mantener prácticas sexuales con el o la modelo en ciernes. Es una frase que me consta que a día de hoy se está pronunciando mucho en este sector. Me da pena, pero tengo que reconocer que está a la orden del día. Lo que te estoy contando te lo digo por propia experiencia, pocas personas conocen el show bussines como yo.

– Al principio de esta entrevista, nos has mencionado la década de los 70 u 80 también. ¿Por qué?

Me refería a que este tema ha pasado siempre, durante aquellos años triunfaron muchos artistas que yo hoy son referentes. Vemos su éxito, su gloria pero ni imaginamos todo lo que han tenido que pagar para esta ahí. Tal vez un peaje demasiado caro. Quiero destacar que yo he aprendido de los mejores de este país, lamentablemente la mayoría fallecidos, como Fernando Fernán Gómez, José Luis López Vázquez, Paco Rabal o Terenci Moix. Entre todos, me gustaría destacar a las que a veces denominamos periorativamente – folclóricas-, para mí han sido las más trabajadoras, las más divertidas, las más vivas, las más especiales y las más simpáticas, eran estrellas de verdad. Te te estoy hablando de Sara Montiel, de Marujita Díaz, Carmen Sevilla o Lola Flores.

– ¿Existió durante esos años también el acoso sexual a las artistas?

Sí. Mira, en una conversación con Marujita Díaz, me contó que ella había tenido acoso y chantaje en la época de sus inicios -Nacho Jacob fue uno de los mejores amigos de Marujita Diaz y manager personal durante 5 años-. Cuando llegó a Madrid con su madre, vivía en un hostal, había venido de Sevilla con su madre como vulgarmente se dice «con una mano delante y otra detrás». En una de nuestras habituales cenas en el Asador Donostiarra, donde íbamos todas las semanas, me confesó que tuvo que «pasar por el haro», ceder, y mantener relaciones sexuales con un productor porque no tenía ni para comer, Maruja siempre estaba contenta y en ese momento en el que me confesó aquello se le perdió la mirada en el infinito, nunca olvidaré ese momento. En casa de Sara Montiel, en Núñez de Balboa, nos reuníamos mucho, a Sara le costaba mucho dormir y le encantaba que le acompañásemos por la noche mientras tomábamos una copa y fumábamos habanos, lejos de lo que la gente piensa Sara Montiel era divertidísima y más lista «que un ratón colorao» en una ocasión también charlamos sobre diferentes personas que se le habían insinuado para a cambio darle trabajo, según contaba ella eran numerosísimos, así que debía ser algo bastante normal. Carmen Sevilla, me decía que «había que bailar todos los bailes».

– Volviendo al 2017. ¿Qué sensación tienes a día de hoy?. ¿Te consta que continúe ocurriendo todo esto?

Hombre, la cosa ha mejorado mucho con el paso del tiempo tiempo, nada que ver con aquellos años que os he contado. Hay que decir alto y claro que la mayoría de las personas que se dedican a esta profesión, managers, productores, etc son gente muy seria y profesional. Pero también es una realidad, hay que reconocerlos que siempre hay alguna oveja negra y se de amigos y amigas artistas, que han sido chantajeados para mantener «relaciones» a cambio de trabajo. Por la confidencialidad con la que ejerzo mi profesión, no puedo darte ningún nombre, pero sí puedo afirmarte que a día de hoy, continúa existiendo el acoso y el chantaje, desgraciadamente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído