Sólo le ha pagado Mila Ximénez cuando el juez los condenó por injurias y calumnias

Kiko Matamoros y Belén Esteban deben un pastón a Carmen Lomana

No me pagan por haber sido demasiado buena"

Kiko Matamoros y Belén Esteban deben un pastón a Carmen Lomana
Carmen Lomana contra Belén Esteban. TV

Pedía a los cámaras que me respetaran y me metía desnuda al mar entre barracudas, serpientes de mar

Aquí, si no le aprietan, no paga ni el lucero del alba. La millonaria Carmen Lomana recordó este 19 de diciembre de 2017 su paso por Supervivientes 2015 e hizo especial hincapié en los «ataques brutales» que recibió tras salir de la isla.

La tunda principal se la dieron desde Sálvame, en el programa de entrevistas para YouTube Entre tú y yo con Carlos Benedito.

Los hechos se remontan a 2011 cuando la empresaria interpuso una demanda a Kiko Matamoros, Belén Esteban y Mila Ximénez por injurias y calumnias.

Cabe recordar, como informó Vanitatis, que los frikies del programa de Telecinco fueron condenados por el Tribunal Supremo a pagar a Lomana una cantidad de 120.000 euros, de los que 60.000 recaían en Mila, 30.000 en Belén y los otros 30.000 a Kiko.

Pues bien, Lomana desveló en dicha entrevista que solo una le ha pagado:

«Tú no sabes cómo es esta gente. Aquí la única que me pagó fue Mila».

Y añadió:

«Pero no me pagan por haber sido demasiado buena porque no quise denunciar ni a la cadena, ni a la Fábrica de la Tele, ni a Jorge Javier. Lo habían permitido porque daban audiencia y la audiencia da publicidad».

Hace unos meses, Lomana cargó contra Belén Esteban después de ganar el juicio contra Toño Sanchís:

«Espero que tenga suerte a la hora de cobrar. Yo llevo esperando cinco años y todavía no me has pagado. Recurriste al final y el Supremo me dio la razón».

Además, denunció el «veto» del programa de Telecinco.

Su «maravillosa y dura» experiencia por Supervivientes

La ahora colaboradora del programa de COPE de Cristina López Schlichting recordó también su paso por por el reality al mismo tiempo de confesar que la gente tenía de ella «una imagen distorsionada» y que nunca se veía en los vídeos en los que aparece:

«Cuando volví de Supervivientes nunca me molesté en ver los vídeos».

Carmen Lomana recordó así esta etapa «durísima y maravillosa», que repetiría «sin dudarlo»:

«Estar seis días sin probar nada más que agua, estar bajo la lluvia, el viento, tirada en el suelo…Es un pulso contra ti misma, pero es maravilloso tirarte todas las noches en la playa y que tu cielo fueran las estrellas».

Lomana contó que le encantaba despojarse de todo para «volver al Paleolítico»:

«Pedía a los cámaras que me respetaran y me metía desnuda al mar entre barracudas, serpientes de mar…».

Su peor día en la isla fue cuando el equipo del programa le comunicó que su madre había sufrido un ictus:

«Llevaba seis días sin comer, me dice esto y me desmayé».

Al recuperarse, Lomana pidió una Coca Cola pero se lo negaron:

«Solo me ofrecieron agua. Muchos pensaban que si te ponías malo te daban de comer y no, te pinchaban suero».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído