EL CRÍO TIENE SÓLO 8 AÑOS

«No quiero atormentarla», la escalofriante entrevista de Carlos Herrera a la madre del Gabriel, el niño desaparecido

"Estoy rota, rota...", comenzaba su relato la madre del menor de 8 años que inmediatamente después rompía en lágrimas

"No quiero atormentarla", la escalofriante entrevista de Carlos Herrera a la madre del Gabriel, el niño desaparecido
Gabriel Cruz, el niño desaparecido en Níjar (Almería). PD

Es tal y como veis en la fotografía, quedaos con su sonrisa y sus ojitos, él es así

Carlos Herrera comenzaba el segundo tramo de las 8 de la mañana de este 1 de marzo de 2018 de forma escalofriante.

El locutor de la Cadena COPE daba la bienvenida a la tertulia de las 8:30 horas con voz más seria de lo normal.

La ocasión no era para menos, saludaba a Patricia Ramírez, la madre de Gabriel Cruz, el niño que lleva 24 horas desaparecido cerca de las Hortichuelas, en Níjar (Almería).

«Estoy rota, rota…», comenzaba su relato la madre del menor de 8 años que inmediatamente después rompía en lágrimas.

Herrera procedía entonces a darle una pausa de unos segundos para retomar después de la charla.

La madre del niño lo describía:

«es un niño muy especial, es listo pero no tiene picardía… es un niño sin maldad».

Para después pasar a describirlo físicamente:

«Es tal y como veis en la fotografía, quedaos con su sonrisa y sus ojitos, él es así».

«Es delgado, muy sonriente, con ojos muy abiertos. Su cara lo dice todo. Si alguien lo ve, sabe que es él»…

Carlos Herrera preguntaba entonces qué piensa que ha pasado con su pequeño y Patricia respondía casi entre sollozos

«No temo que alguien lo haya raptado. No sabemos qué ha podido pasar. Podría haberse caído o… no sé».

Rota de dolor Patricia ha asegurado a ‘Herrera en COPE’ que Gabriel Cruz Ramírez conocía «perfectamente la zona» y que no es un niño proclive a las travesuras.

«Vivimos en un sitio pequeño, donde todos nos conocemos. La zona no la transita mucha gente y él no tiene malicia ni es pícaro. Es muy inteligente, muy bueno y obediente. Es un niño muy lindo». 

Y antes de terminar hacía un escalofriante llamamiento: «por favor que vuelva mi hijo lindo».

Carlos Herrera respiraba hondo y estremecido por el testimonio daba por zanjada la entrevista: «no quiero atormentarla más, gracias».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído