Los años pasan, aunque no por ella

Sharon Stone, la protagonista del ‘cruce de piernas’ más célebre del cine, cumple 60 años

Sharon Stone, la protagonista del 'cruce de piernas' más célebre del cine, cumple 60 años
Sharon Stone. IF

¡Impresionante! Sharon Stone cumplió 60 años este 9 de marzo de 2018. Y lo ha hecho en un estado de forma espectacular.

En todos los terrenos. Fisicamente y profesionalmente. Dentro de nada protagonizará The Irishman, la próxima película de Martin Scorsese junto a Robert de Niro y Joe Pesci, como en el ámbito personal, donde en sus redes sociales comparte con sus seguidores que es posible estar en forma a los 60.

La vida de la famosa protagonista de títulos como Instinto básico o Casino no ha sido fácil.

Su debut en el cine llegó con un pequeño papel en la película Recuerdos de Woody Allen, en 1980. Pese a esta aparición, su carrera no despegaba y se limitó a participar en series y películas modestas.

Y así fue cómo aterrizó en España, donde dio vida a Doña Sol, una joven consumidora de cocaína y ‘devoradora‘ de toreros, en la película Sangre y Arena en el año 1989. Sus compañeros no guardan un gran recuerdo de ella: aseguran que era antipática y que se quejaba por todo.

Su director, Javier Elorrieta, describió hace unos años su amistad de esta manera:

«Mi relación con Sharon Stone ha sido desde el primer momento muy especial. Es una relación de amor-odio. Un día me odiaba a muerte y nos peleábamos con gritos tremendos y luego me llamaba a cualquier hora y hacíamos las paces».

Su actitud hostil tenía que ver con la mala época que atravesaba en el terreno sentimental, puesto que acababa de separarse del actor Michael Greenburg, al que había conocido en el rodaje de una película junto a Rock Hudson en 1984. Su matrimonio duró tres años.

Con 32 años, 12 películas a sus espaldas y un montón de apariciones televisivas en series sin mucho éxito, Sharon estaba a punto de rendirse. Sin embargo, algo le hizo continuar y la suerte al fin llegó de la mano de Arnold Schwarzenegger, que interpretaba al marido de Stone en la película Desafío total (1990), del director Paul Verhoeven. El filme fue un auténtico taquillazo.

En 1992 le llegó el papel que la convirtió en una estrella de Hollywood, con su escena más conocida. Hablamos de Instinto Básico, la película que protagonizó junto a Michael Douglas y donde popularizó su mítico cruce de piernas. Stone interpretaba a Catherine Tramell, una mujer que consigue seducir a un policía (Douglas) que investiga un asesinato.

Su papel en esta película también la transformó en todo un icono sexual, tanto que ese mismo año fue portada de la revista Playboy. Tenía 34 años y concedió el reportaje a la famosa revista porque pensó que era el último tren de su vida.

A partir de ese momento, todo fue rodado: la fama, el dinero, las noticias en los periódicos. Rodó películas como Acosada, El especialista o Casino, posiblemente su mejor trabajo, junto a Robert de Niro y a las órdenes de Martin Scorsese. Fue nominada al Oscar en 1996 y ganó un Globo de Oro.

En 1998 se volvió a casar. Esta vez con el editor Phil Bronstein, con quien adoptó a su hijo, Roan Joseph. Durante este matrimonio vivió uno de los momentos más críticos de su vida. El 29 de septiembre de 2001, la actriz sufrió un derrame cerebral que la llevó a sentir una «experiencia cercana a la muerte», según declaró Stone más adelante.

Stone y Bronstein se divorciaron en 2004. Un par de años más tarde la actriz volvió a enamorarse y comenzó una relación con el también actor Christian Slater. Desde entonces, se le han conocido otras relaciones como el modelo Martin Mica, con quien empezó a salir en 2012, y que era casi 30 años más joven que ella, o David Deluise con quien salió en 2015.

Ahora, su corazón vuelve a estar ocupado gracias a Angelo Boffa, un joven inversor inmobiliario amigo de Messi y Cristiano Ronaldo, al que presentó durante el estreno de la serie Mosaic en Nueva York, este enero.

Defensora de múltiples causas sociales

Sharon Stone siempre ha sido defensora de múltiples causas sociales, desde la investigación en el SIDA hasta los derechos de los homosexuales. Ha participado en multitud de eventos para recaudar fondos para todas estas causas. En 2007, la estadounidense hizo equilibrios sobre un piano para besar a su compatriota Richard Gere durante la gala benéfica Cine por la Paz.

Pero si hay algo que haya defendido Stone en estos años ha sido el feminismo. Muchos la consideran icono de este movimiento tras luchar contra los prejuicios de la sociedad en los 90. Kim Basinger, Julia Roberts, Michelle Pfeiffer, Demi Moore, Jodie Foster, Elizabeth Berkley y otras actrices rechazaron el papel de Catherine Tramell, en Instinto Básico.

Si ninguna quería hacer esta película era por una simple razón: rozaba en cine porno y pocas estaban dispuestas a manchar su carrera. Sharon aceptó el reto y defendió la libertad de la mujer a la hora de exhibir su cuerpo y aceptó el personaje que le hizo triunfar.

La actriz cree en la igualdad entre hombres y mujeres. Así lo declaró en la revista People en 2015:

«Tras Instinto básico no me querían porque pedía igualdad. Recuerdo estar sentada en mi cocina, con mi representante, llorando y diciendo que no volvería a trabajar hasta que me pagaran lo que era justo».

Este año, durante la gala de los Globos de Oro, Stone se unió al movimiento Time’s Up vistiendo de negro, color con el que las celebs que están en contra del acoso se identificaron.

«El hecho de estar empoderadas como mujeres no nos tendría que hacer comportar como hombres, creo que tenemos nuestras propias maneras».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído