La 'Princesa del Pueblo' quiere destruir a su exrepresentante

Belén Esteban: «Ahora voy a ir por lo penal y a meter a Toño Sanchís en la carcel»

"Estoy feliz. De verdad que estoy emocionada. Tengo una mezcla de sentimientos, alegría y felicidad, pero también he llorado mucho"

Belén Esteban: "Ahora voy a ir por lo penal y a meter a Toño Sanchís en la carcel"
Toño Sanchís y Belén Esteban (TELECINCO). TV

La víctima soy yo, a la que le han quitado el dinero ha sido a mí (...) Cuando llegué al despacho de mis asesores no tenía nada. Mi culpa fue darle tanta confianza

Belén Esteban no se conforma con dejarlo tieso, sacarle la perras y humillarlo en los platós. La tertuliana de Sálvame no puede estar más feliz por fuera, pero en su interior alimenta un rencor que la corroe.

Después de tres años de batalla judicial, los tribunales le han dado la razón y su ex representante Toño Sanchís deberá abonarle un suma que ronda el millón de euros y en la que se engloban las costas de los juicios que han mantenido en todo este tiempo.

Tras la victoria, Belén Esteban se muestra implacable con su ex agente en la revista Semana y promete iniciar un nuevo procedimiento «por lo penal«.

«Estoy feliz. De verdad que estoy emocionada. Tengo una mezcla de sentimientos, alegría y felicidad, pero también he llorado mucho. Cuando me dieron la noticia lloré, porque ha sido un camino muy duro, pero por fin ha llegado el final. Además del dinero, que es importante, lo primordial era demostrar que no he mentido nunca. El que ha mentido ha sido este señor y sigue mintiendo. Las pruebas han demostrado que jamás he faltado a la verdad».

Eso confiesa emocionada la ex de Jesulín de Ubrique.

Pese a la victoria, Belén no olvida todo lo que ha pasado y la traición que sufrió a manos de Toño y de la mujer de éste:

«La víctima soy yo, a la que le han quitado el dinero ha sido a mí (…) Cuando llegué al despacho de mis asesores no tenía nada. Mi culpa fue darle tanta confianza. Me dijeron que si no me hubiera dado cuenta en un año me hubieran quitado todo (…) Su mujer, Lorena, es cómplice. Yo con ella me vi y se puso a llorar. Le di facilidades y nada. Yo lo quería arreglar y no hubo manera, él no me dejó otra. Ella sabe a día de hoy lo que hacía su marido. Yo la defendí, pero ahora no…».

La princesa del pueblo va más lejos y desvela los aprietos de Lorena en su declaración ante la jueza:

«Toño se tuvo que quedar fuera. Lorena se puso a llorar porque la jueza empezó a preguntar y ella no sabía contestar nada. Ni la dirección de la oficina, siendo la dueña. Es más, le preguntaron por los representados que llevaban y dijo que no sabía. No supo qué contestar. Ella me engañó como él, es evidente».

Aunque lo cierto es que Belén recuperará lo que le pertenece, «en total son 465.000 euros más costas», la tertuliana de Mediaset asegura que Sanchís se llevó aún más dinero que no ha reclamado:

«He ganado y demostrado lo que he podido, pero ha habido más, y no puedo demostrarlo. Se lo ha llevado. Él sabrá dónde está. Se fuera mala le pediría hasta el porcentaje, pero no, solo quiero lo que me corresponde. Si tuviera vergüenza, Toño no saldría ya a la calle». Esteban cifra el dinero que no ha podido recuperar en «300.000 euros».

El triunfo no le ha saciado las ganas de venganza, por lo que adelanta que ahora irá a por Toño «por lo penal»:

«Voy a ir contra él y contra la entidad bancaria (..) He tenido que esperar para que no se paralizara nada. Este señor tenía el control de unas cuentas que se han abierto con firmas falsificadas. Hasta seis firmas, mías y de mi hermano. ¿Quién las ha falsificado? ¿Por qué él tenía cuentas que yo no sabía y con claves de acceso? No sé si las ha falsificado él, pero que se ha beneficiado…eso seguro. Y de nuevo será la justicia quien lo determine. Lo que tenga que ser será».

Pero antes de que se defina esta nueva batalla judicial, que podría terminar con pena de prisión para Toño, la de San Blas espera que le pague su dinero:

«Yo quiero mi dinero. No quiero su casa, tengo la mía. Pero si no me lo da, pues la casa saldrá a subasta, no me da pena nadie. Yo no le di pena a él ni pensó en los míos. Llevo tres años esperando y puedo esperar otros tres, pero me va a pagar. Y te voy a contar algo: me pagó 33.000 euros el 22 de noviembre, como todo el mundo sabe, pero el 38 de febrero le embargamos otros 12.000 euros, que ya los he cobrado, porque vendió un coche de los que tenía a nombre de la sociedad y le retuvieron inmediatamente el dinero para dármelo. Estos 45.000 euros hay que descontarlos a lo que me tiene que pagar».

Belén, que agradece el apoyo de los suyos y, en especial, de su familia y su chico, Miguel, tiene claro que Sanchís es historia:

«Está totalmente acabado, ¡porque ahora qué va a decir! No me importa su futuro, me da igual. Para mí, Toño está acabado, le he ganado tres veces y sé que hará todo lo posible para que esto se alargue, pero ya está más que demostrado que la ley está de mi parte. Y si no me paga, la casa está cogida, lo siento. Él sabrá lo que tiene que hacer, porque el dinero lo tiene él y su cómplice Lorena. Para hablar de una casa hay que tener la suya limpia y él no la tiene».

Ahora solo le queda celebrarlo, algo que hará próximamente:

«A mediados de mayo voy a dar un fiestón. Se llamará la fiesta Toñomanía. Va a venir toda la gente que quiero: familia, amigos, compañeros y jefes. Por todo lo que me han aguantado. Y después con Miguel habrá que celebrarlo de alguna manera especial. Desde luego que el abrazo que me dio fue increíble. Yo era la verdadera víctima, la afectada, y sentía tal angustia que llamada a diario a mi abogada. Pero al final lo que me decían se ha cumplido. He ganado».

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído