La esposa de Felipe VI siente últimamente un gran interés por las creencias ocultas y prohibidas, y por conocer más allá de lo aparente

Los macabros libros que compra disfrazada la reina Letizia para quitarse el mal de ojo

Las reservas de los extraños ejemplares las hace por teléfono con un nombre ficticio

Los macabros libros que compra disfrazada la reina Letizia para quitarse el mal de ojo
La reina Letizia TW

La reina Letizia no sale de una y ya está metida en otra, bajo el ojo atento y muchas veces malintencionado de los críticos de turno. Y la verdad es que se lo pone literalmente a huevo: desde lo del rifirrafe con su suegra en la catedral de Palma le llueven palos por todos lados, y no solo en Gerona, donde por culpa de un paraguas tuvo que aguantar otro chaparrón de críticas. (El vídeo del horrible desprecio de la reina Letizia al rey Felipe VI para no estropearse el peinado).

Y ahora sale a la palestra, para poner otra guinda al desaguisado, su desmedida afición por los libros que tratan de temas esotéricos con todas sus variantes: desde el mal de ojo a los complots de la iglesias, pasando por universos prohibidos y acabando con creencias algo macabras que a más de uno pondrían los pelos de punta. (El último secreto sobre la reina Letizia que revela Pilar Eyre: ¡usa pelo postizo!).

Y se hace con ellos de una manera un tanto extraña: acude con ropa informal, la que no usa nunca en sus salidas, a una casa palacio en el corazón de Madrid, donde la famosa librería ‘La Central’ tiene su sede. (El comprometido álbum de fotos de la reina Letizia y don Juan Carlos que oculta Casa Real).

Su afición comenzó a despuntar en la Feria del Libro de Madrid en junio 2015, donde se detuvo en la caseta de Atom Comics para hacerse con un ejemplar de Ángeles Fósiles (La Felguera Editores), del británico Alan Moore,

«un manifiesto en defensa del arte y la magia, una llamada a las armas donde se dan cita sus héroes: Aleister Crowley y la sociedad secreta ocultista del Amanecer Dorado, el mítico mago John Dee, William Blake y la fuerza catárquica de las bandas de rock psicodélico».

Pero ahora le ha dado fuerte. Según da cuenta ‘El Español‘, la esposa de Felipe VI  es una compradora fiel de La Central de Callao. Las reservas de los ejemplares las hace por teléfono con un nombre ficticio, aunque después es ella misma quien acude a recoger el pedido. No hay coches oficiales, ni escoltas, ni nadie abriendo el paso de la reina. (El secreto del cepillo de Letizia que según Urdaci explica por qué dejó a su suegra con los pelos de punta).

9788417371197

Parece que a la esposa de Felipe VI siente un gran interés por las creencias ocultas y prohibidas y por conocer más allá de lo aparente. El Universo prohibido de Lynn Margaret Picknett o La iglesia y sus enigmas (ambos de la editorial Luciérnaga) son dos de sus últimas adquisiciones.

Seguro que tanto uno como otro ejemplar ya han pasado de las estanterías de la casa palacio de La Central a la librería de otro palacio, el de Zarzuela.

El tropezón caribeño de doña Letizia por el que casi se parte las narices

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído