La boda de Meghan Markle y Harry que conquistó a medio mundo, volverá a hacerlo

El pasado 19 de mayo tuvo lugar una de los enlaces más importantes del año, la boda real entre el príncipe Harry y Meghan Markle. El evento conquistó a medio mundo y tres meses después, la ceremonia sigue dando de qué hablar.

La casa real británica ha decidido exponer el vestido, los zapatos, el velo y la tiara que portó la duquesa de Sussex en una muestra llamada A Royal Wedding: The Duke and Duchess of Sussex. No solo podremos ver el look de Meghan de cerca, pues también se exhibirá una reproducción exacta del traje del príncipe Harry.

Markle deslumbró con luz propia el día de su boda con un vestido de la marca Givenchy, que fue diseñado por la directora artística Clare Weight Keller. Una pieza que, a pesar de ser sencilla, le sentaba muy bien con ese escote barco y manga francesa.

Aunque el vestido es una de las prendas que más destacó en uno de los días más importantes para la monarquía británica, lo cierto es que la pieza que sobresalió fue la tiara, de pavé con diamantes. La joya que portó la ex actriz de Suits es muy especial porque pertenece a Isabel II, un gesto de la reina de Inglaterra muy bonito al considerar a Meghan como una nieta más.

Otro de los puntos fuertes será la muestra del velo, de cinco metros de tul de seda con motivos florales. La cuarta pieza que se expondrá será una representación exacta del traje de boda que llevo el hijo de los duques de Gales el día de su ceremonia. Un uniforme militar de la caballería Blues and Royals de la Guardia Real.

La exhibición se presentará en dos lugares. El primero, como no podía ser de otra manera, será el Castillo de Windsor, donde los duques de Sussex sellaron su amor. Se inaugurará el viernes 26 de octubre y permanecerá en el icónico lugar hasta el domingo 6 de enero. Después, la exposición se trasladará hasta Edimburgo, concretamente el Palacio de Holyroodhouse, del 14 de junio al 6 de octubre de 2019.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído