Operación Triunfo

Estos son los triunfitos que se quedaron en nada

Cuando ser finalista de OT no te garantiza el éxito

Estos son los triunfitos que se quedaron en nada
Triunfitos RS

Los concursos de karaoke no son siempre una buena plataforma para lanzar nuevos talentos. Miguel Nández, Miguel Cadenas, Ramón del Castillo, Davinia Cuevas, Idaira Fernández, Daniel Zueras, Manu Castellano, Sandra Criado, Jon Allende, Brenda Mau, Ález Forriols… ¿Les suenan estos nombres? Si es así, felicidades, es un experto en Operación Triunfo; si no, no se sienta culpable. Pocos recuerdan el paso de estos concursantes por el programa, pese que todos quedaron entre los cinco finalistas de sus respectivas ediciones, según ABC.

Los aficionados que durante las diez ediciones de OT han participado en el concurso saben que la ruleta de la fortuna puede depararles una carrera de éxito o devolverles al ostracismo del que llegaron a la Academia. La lista de finalistas demuestra que salir en «prime time» y ser querido por el público no te asegura una carrera musical decente.

Pero llama especialmente la atención el caso de los ganadores. Con la excepción de Rosa (OT1) y Virginia Labuat (OT 6), el resto de vencedores de Operación Triunfo no han logrado hacerse un hueco en la cima del panorama musical. Son los casos de Ainhoa, Vicente, Sergio Rivero, Lorena, Mario y Nahuel, todos números uno de sus ediciones y favoritos de un público que, ya fuera de la Academia, les dio la espalda.

El caso más llamativo es el de Nahuel (OT 8), que ahora se gana la vida en Paraguay con un espectáculo a medio camino entre el reguetón y el «striptease». El concursante tuvo que viajar a su país de nacimiento para buscar fortuna en la industria después de que, según confesó en una entrevista con «Interviú», nunca llegara a cobrar su premio. «En un día, Operación Triunfo destrozó todos nuestros sueños y nuestro corazón», confesó sobre el abrupto final que tuvo su edición ante las bajas audiencias. «El programa nos dejó a la deriva. Allí, todo era de color de rosa, pero luego los perjudicados fuimos nosotros. Fue como quitarle un caramelo a un niño», señaló en octubre de 2016. Eva Perales, jurado de aquella edición, le respondió. «Un artista se mide por su demanda. Él no la tenía y además se agobió con las rutinas y las maquinarias del mundo discográfico», explicó al citado medio.

También cabe recordar de manera destacada a Ramón, segundo en la tercera edición de OT3 (2003-2004) y el último representante español en Eurovisión elegido durante el concurso (hasta 2018, con Alfred y Amaia). Su «hoy me quedé vacío para llenarme de ti» no tuvo fortuna en la gala eurovisiva y acabó tan olvidada como su carrera musical. El canario dijo adiós a los escenarios para trabajar detrás de ellos, en concreto en una productora que lo contrató en Oslo (Noruega).

No hay que viajar diez o quince años para encontrar concursantes de Operación Triunfo de los que ya pocos se acuerdan. De la edición de 2017-2018 hay unos cuantos que hoy podrían salir a la calle sin riesgo de ser reconocidos. Pocos escuchan hoy hablar de Marina, Juan Antonio o Thalía, los grandes olvidados de la edición, al menos a tenor de su influencia en redes sociales. Los dos últimos, por ejemplo, están cerca de los 77.000 seguidores cada uno, cuando compañeros como Ana Guerra o Amaia están en cifras cercanas al millón de seguidores. La líder, eso sí, es Aitana, con un millón seiscientos mil.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído