Corrupción en Cataluña

Así es el drama de la mujer que denunció la corrupción en Cataluña: «Tengo todo embargado y soy una apestada»

Victoria Álvarez, expareja de Jordi Pujol Ferrusola, denunció la corrupción del clan y ahora desmiente haber cobrado por ello

Así es el drama de la mujer que denunció la corrupción en Cataluña: "Tengo todo embargado y soy una apestada"
Victoria Álvarez Antena 3

La corrupción y Cataluña han ido de la mano durante decadas, el problema es lo caro que le ha salido a quién la denunció. (Victoria Álvarez: «Felipe y Aznar son parte del caso Pujol»)

Su cara resulta familiar a muchos, pues estuvo durante varios meses en todas las televisiones: Victoria Álvarez. La mujer que destapó la corrupción de la familia Pujol y aquella escena de los maletines llenos de billetes con destino a Andorra ha explicado ahora lo caro que le ha salido hablar.

En una entrevista en La Vanguardia, Álvarez ha relatado el drama personal que atraviesa, según huffingtonpost. (La ex de Pujol Ferrusola le da un corte a Antonio Casado por llamarla ‘novia despechada’: «Basta de insinuaciones machistas»)

«Antes de Navidad me llega un aviso: tengo embargada la casa, el coche, la moto, cualquier sueldo que reciba y las cuentas corrientes. Todo»

«Estos días de Navidad los he pasado canutas dándole vueltas, sin dormir, hasta que he decidido hablar, que sanseacabó y que cada palo aguante su vela. Pero necesito pagar abogados y mantenerme a flote, por eso he iniciado un crowdfunding».

¿Cómo ha llegado la que fuera azote de los Pujol en televisión a esta situación?

Todo empieza con el caso de espionaje de Método 3, que grabó una conversación de Álvarez con Alicia Sánchez Camacho, presidenta del PP catalán, en 2010. En la entrevista, la mujer acusa a Sánchez Camacho y al PP de haberla «estafado».

«Me animaron a denunciar a la compañía de seguros que se hacía cargo de la negligencia de Método 3 y su contestación fue que me habían tomado el pelo y además la compañía me repercute unas costas judiciales de 7.000 euros».

«Por aquellos 7.000 euros y sus intereses; porque todo esto se remonta a la maldita grabación de La Camarga».

En su entrevista en La Vanguardia, Álvarez carga contra todos los partidos políticos y sostiene que los intereses la han convertido en una «apestada social».

«Todo esto lo he intentado arreglar sin perjudicar a nadie, pero idiota de mí: son todos una panda de sinvergüenzas. Tampoco me ayudan. Con la corrupción de verdad, y este caso es el germen de toda la corrupción en España, ahí nadie se quiere mojar. Nadie».

NOTA.-  Pincha aquí para leer la entrevista completa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído