Boda

Michavila casa a su hija mayor con una de las grandes fortunas de España

Michavila casa a su hija mayor con una de las grandes fortunas de España
Michavila RS

Dicen que «el dinero llama al dinero». José María Michavila prepara boda para octubre. Pero no será la suya propia con su actual novia, la sevillana Alejandra Salinas, separada y madre de dos hijos. Eso sí, esa relación, después de más de año y medio, está muy consolidada y podría llegar a ser el segundo matrimonio del ex ministro de Aznar, hoy abogado de éxito, viudo desde 2013 y padre de cinco hijos, según informalia.

Quien se casa el próximo mes de octubre es Irene, la mayor de los cinco hijos que nacieron del matrimonio del que fuera ministro de Justicia y su esposa Irene Vázquez, fallecida a causa de las complicaciones del parto de Juan, su último niño.

Irene lleva el nombre de su madre. Es una joven de 25 años, muy guapa y responsable. Trabaja desde hace meses en MdF Family Partners, una empresa independiente de asesoramiento familiar y financiero en la que ya estuvo como becaria durante su formación universitaria. Irene ha heredado la mirada clara de su madre, y su bella sonrisa. Hay que recordar que la esposa de Michavila falleció tras dar a luz a su quinto hijo, víctima de una hemorragia cerebral. El recuerdo de esta mujer, ferviente católica, estará muy presente en la boda de su hija, que se celebrará por la iglesia en la misma finca abulense del ex ministro de Justicia, donde tuvo lugar la pedida hace pocos días y en la que por cierto la prometida recibió un anillo impresionante.

Irene, una adolescente cuando perdió a su madre, se volcó en el cuidado de sus cuatro hermanos menores y tuvo tiempo de seguir con sus estudios y hasta de hacer cursos de cocina en Londres o en el Cordón Bleu de París, donde por cierto vivió muy de cerca el terrible atentado de la sala Bataclán. Irene trabajó como becaria para Samantha Vallejo Nájera (Masterchef) y no sería de extrañar que la hermana de Colate se encargara del catering en su boda.

Irene se casa en octubre con Ramón Lladó Rubio, un año menor que su prometida, un joven experto en finanzas, miembro de la familia Lladó, una importante saga de financieros, empresarios, políticos y amantes del arte y la cultura. Ramón es licenciado en ADE, trabaja en España para una firma de Silicon Valley que maneja capitales e intercambia innovación entre las empresas más transformadoras del mundo. Ha trabajado como becario en HM Hospitales y pasó un tiempo en Múnich completando sus estudios.

La boda se celebrará en la fabulosa finca que Michavila tiene cerca de Candeleda, un lugar de clima privilegiado entre las provincias de Ávila, Toledo y Cáceres, donde tienen sus residencias de vacaciones personajes importantes de la vida social, política y económica. Desde los Morenés, Lucía Figar, ex dirigente del Partido Popular, los Ussía, López Ibor o Íñigo y Alvaro O’Shea. La zona ha sido bautizada como La Marbella extremeña, por lugareños y grupos ecologistas, que han denunciado en ocasiones la construcción de estas viviendas en suelo rústico.

José María Michavila, que cumple 59 años en marzo, será el padrino, por supuesto. El abogado vive un momento familiar ilusionante y tranquilo junto a Alejandra Salinas después de su relación de idas y venidas con Genoveva Casanova. La ex mujer de Cayetano Martínez de Irujo nunca fue aceptada del todo ni por los padres de Irene, los suegros del ex ministro, ni por los niños. La mexicana llegó incluso a pedir la nulidad matrimonial de Cayetano para poder casarse por la Iglesia con su pareja, un hombre de fuertes convicciones religiosas. Pero la excesiva publicidad de la relación, siempre bajo los focos de la prensa y el poco entusiasmo de la familia, acabaron definitivamente en ruptura tras varias intermitencias.

Alejandra Salinas, a quien se atribuye un breve romance de juventud con Felipe de Borbón y Grecia, es sobrina de Mercedes Milá y como su tía periodista también está emparentada con la aristocracia. Pero su carácter nada tiene que ver con la explosiva personalidad de Mercedes. A Michavila esta relación le ha traído ilusión y serenidad. Podría ser que la próxima boda de la familia, fuera la suya.

El abuelo del novio es José Lladó Fernández-Urrutia, hijo del presidente del Banco Urquijo, y presidente, fundador y principal accionista de Técnicas Reunidas (más de un 37%), la compañía española de plataformas petrolíferas y energéticas más importante del país y que tiene una capitalización bursátil de casi 1.250 millones de euros. Forbes sitúa la fortuna de Lladó en 1.100 millones de dólares.

Los Lladó están considerados una de las principales fortunas de España. José Lladó, que ahora tiene 84 años, fue ministro, como Michavila, pero no de Justicia. Lladó ocupó las carteras de Comercio y Transporte en los albores de la democracia, con la UCD, y fue embajador en EEUU con Marcelino Oreja (cuñado de su mujer) como ministro.

Se espera la asistencia a esa gran boda de invitados ilustres por parte de ambas familias. Ángel Acebes, socio de Michavila en su despacho, no debe faltar. Pero no sería de extrañar la presencia en el convite de políticos como José María Aznar o incluso Pablo Casado, y sus mujeres, siempre y cuando sus agendas lo permitan. A nadie se le escapa que a la vuelta del verano la situación política es difícil de prever.

Pero también asistirán a Candeleda personalidades del mundo de la empresa y las finanzas. Y hasta del mundo del toro. Una de las primas del novio, la hija de Pilar Lladó y Arburua, emparentó con la dinastía de los Peralta. También es pariente del novio Marcelino Oreja Aguirre, Marqués de Oreja, contemporáneo del fundador de Técnicas Reunidas, al que hizo embajador en Washington como ya hemos dicho.

No se descarta tampoco algún invitado del mundo de la música. Michavila, un abogado brillante y sobre todo muy influyente, tiene amistad personal con famosos clientes suyos como Alejandro Sanz o Shakira, que acudiría con Piqué y hasta es posible que alguno de ellos diera un concierto.

Los novios estudiaron juntos en la Universidad Francisco de Vitoria, donde daba clases la fallecida madre de Irene. Allí surgió la chispa, entre los libros, cuando estudiaban el grado en Administración y Dirección de Empresas. Comparten la afición por la caza y tienen el mismo grupo de amigos.

Una de las grandes incógnitas es saber qué lugar ocupará la mujer que hace palpitar el corazón de José María Michavila después de romper con Genoveva Casanova. Alejandra Salinas Harnden, pertenece a la alta aristocracia sevillana. Aunque también tiene raíces catalanas. Alejandra es la sobrina sevillana preferida Mercedes Milá. La ex presentadora de Gran Hermano, cuando estudiaba en Sevilla, ayudó a criar a los hijos de sus doce primos sevillanos, y su favorita era Alejandra. La abuela de Alejandra, Asunción Milá, es hermana del fallecido padre de Mercedes. El padre de ambos era el conde de Montseny. Los Salinas son propietarios de uno de los palacios más bellos de Sevilla, la Casa Palacio Salinas, construida en el siglo XVI.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído