Famosos

Toni Hernández, el último marido de Sara Montiel, cuenta todos los secretos de su matrimonio

Los hijos de la actriz jamás aprobaron esta relación pues pensaron que el cubano era un oportunista

Toni Hernández, el último marido de Sara Montiel, cuenta todos los secretos de su matrimonio
Toni Hernández y Sara Montiel RS

Hacía mucho tiempo que no sabíamos nada de él. Fue en 2002 cuando Sara Montiel dio el sí quiero por última vez y por lo civil, esta vez, a un admirador cubano reconvertido en amante llamado Toni Hernández. Cuarenta años les separaban, lo que llevó a que la prensa rosa de los más bajos fondos se cebara con la relación e incluso cuestionara la orientación sexual del cubano. El circo mediático alcanzó el clímax cuando en octubre de 2002 Sara fue sorprendida saliendo de un juzgado tras contraer matrimonio con Tony. El matrimonio se disolvió en julio de 2003. Fue una época triste para Sara Montiel, en la que los escándalos llevaron al mito artístico a un segundo plano, según ABC.

Los hijos de la actriz jamás aprobaron esta relación pues pensaron que era un oportunista. Este fin de semana, el cubano ha acudido al programa «Viva la Vida» para contar «su verdad». «Ella me enamoró desde que tenía cinco años en sus películas, fue un amor de niño», asegurando que a día de hoy todavía «no sé el motivo de la separación». Una duda que ha sido disuelta por Manuel Zamorano, amigo de la artista, quien ha explicado que «Sara echaba mucho de menos a sus hijos». «Tenía presión de sus hijos y de otras personas como Chelo García Cortes o Paco su administrador», añadió Hernández. Pese a todo, el cubano confirmó que se casó completamente enamorado de la actriz y que jamás la utilizó para aprovecharse de su fama.

En 2001, la actriz fue víctima de un atraco por dos individuos de aspecto árabe que asaltaron su domicilio y tras amenazarla con unos punzones le robaron varios millones y joyas que tenía depositadas en su caja fuerte. El suceso ocurrió sobre las 23 horas en la vivienda que Sara Montiel tenía en el madrileño distrito de Salamanca, concretamente en la calle Núñez de Balboa, en la que se encontraban en esos momentos la actriz, su novio Tony, su hermana Elpidia Abad Fernández, y la empleada de hogar, que fue quien avisó a la policía. «Entraron tres tapados, con un punzón», recordó Tony. «Al final se acabaron llevando toda la chatarra».

 

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído